Actualizado 27/06/2007 17:47 CET

El Gobierno de Melilla afirma que existe una "campaña de intoxicación" contra la victoria del PP el 27 de mayo

MELILLA, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Melilla (PP) afirmó hoy que existe de una "campaña de intoxicación" contra el PP por parte de Coalición por Melilla (CPM) en los argumentos que está exponiendo en el proceso judicial que se sigue contra la supuesta compra de votos del PP y criticó que con ello sólo persigue que la ciudad "esté convulsa, un terreno fanganoso en el que se mueve bien CPM, como demostró en el 1999 cuando gobernó con el GIL".

En rueda de prensa, su vicepresidente primero, Miguel Marín, negó todos los extremos que esgrime la oposición y acusó a la formación que lidera el ex presidente de la ciudad, Mustafa Aberchán (CPM), de crear una "alarma social innecesaria en la ciudad" con sus denuncias sobre presuntos fraudes electorales que han paralizado la constitución de la Asamblea y la elección del presidente de Melilla --Juan José Imbroda-- después de que el PP obtuviera mayoría absoluta el 27 de mayo con 15 escaños frente a cinco de CPM y cinco del PSOE.

Marín restó importancia a las informaciones publicadas en la prensa nacional sobre el voto por correo, después de que se difundiera que cinco personas rellenaron en Melilla cientos de votos por correo, y afirmó que "CPM lo único que quiere es romper la estabilidad en la Ciudad y meterla en un fango".

El vicepresidente primero recalcó que "todo es mentira" y que lo único que buscan los cepemistas es colocar "una cortina de humo para intentar esconder el fracaso electoral que cosechó CPM" el 27 de mayo, al haber bajado su representación de siete a cinco parlamentarios..