La Guardia Civil aborta la salida de una embarcación con doce personas desde Melilla hacia las costas andaluzas

Publicado 21/07/2019 17:16:13CET
Embarcación interceptada
Embarcación interceptadaGUARDIA CIVIL

MELILLA, 21 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha abortado este domingo en Melilla la salida clandestina de una embarcación deportiva con doce personas de nacionalidad marroquí a bordo con destino a las costas andaluzas mientras los dos patrones, uno español y otro marroquí, han sido acusado de un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros.

Según ha informado un portavoz de la Comandancia, sobre las 04,45 horas de este domingo, el servicio de impermeabilización fronteriza de la Comandancia de la Guardia Civil de Melilla se percató de la presencia de una embarcación que se aproximaba a la costa y se dirigía sin luces y en la oscuridad hacia la ensenada de Los Galápagos.

Alertadas todas las patrullas territoriales y por el mar el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS), llegaron al lugar justo en el momento que la embarcación se había acercado a tierra para recoger a personas, con objeto de subirlas a la embarcación y dirigirse a costas peninsulares.

El portavoz ha apuntado que la operación de abordaje de la embarcación "resultó dificultosa y con riesgo, ya que las personas que se encontraban en la embarcación, al verse sorprendidas por la Guardia Civil no dudaron en embestir con la suya en el intento de huida, no produciéndose una colisión gracias a la pericia de los agentes de la embarcación oficial que evitaron el acometimiento y lograron reducir al patrón".

En el momento de la intervención policial, se encontraban en el lugar doce personas, siete de ellas ya dentro de la embarcación y los otros entre las rocas y provistos de chalecos salvavidas y que al ver lo que sucedía y el despliegue policial, intentaron huir en diversas direcciones, "no consiguiéndolo ninguno de ellos, ya que todos pudieron ser interceptados", han precisado los agentes.

La citada fuente ha destacado que el fuerte viento de levante y mala mar que reinaba en la madrugada cuando han ocurrido los hechos, "hacen presumir sin género de dudas a los especialistas que han actuado, que caso de hacerse a la mar la embarcación con el sobrepeso de las personas que iban a transportar y en esas condiciones, sus vidas hubiesen estado en peligro por riesgo cierto de hundimiento o vuelco".

En la operación policial han resultado detenidas dos personas, ambas varones de nacionalidades marroquí y española, el primero de ellos, el patrón de la embarcación y el segundo que prestaba servicio desde tierra de apoyo y vigilancia, los cuales pasarán a disposición judicial como presuntos autores de un delito contra los ciudadanos extranjeros, más conocido en el argot como de "tráfico de inmigrantes".

"Son doce las personas interceptadas a las que se les ha impedido hacerse a la mar en tan malas condiciones, todos ellos son varones, jóvenes, indocumentados, que dicen ser de nacionalidad marroquí, los cuales pasarán a disposición judicial en calidad de testigos de los hechos delictivos y quedan atendidos en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de nuestra ciudad", ha informado el portavoz de la Comandancia.

Para leer más