La Guardia Civil de Ceuta ya ha interceptado a un 60% más de migrantes marroquíes irregulares que en todo 2017

Actualizado 04/11/2018 22:42:26 CET

CEUTA, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las distintas unidades de la Guardia Civil de Ceuta han interceptado y puesto a disposición de la Policía Nacional durante los diez primeros meses de este año a un total de 784 ciudadanos marroquíes que se encontraban ilegalmente en la ciudad autónoma o que intentaban cruzar el Estrecho de Gibraltar para entrar iregularmente en la península, un 60 por ciento más que durante todo 2017.

Según los datos facilitados por la Delegación del Gobierno a Europa Press, el número de súbditos del Reino alauita localizados en el mar por la Benemérita intentado llegar a las costas andaluzas, que el año pasado no pasó de 65, casi se ha multiplicado por tres entre enero y noviembre de 2018 hasta situarse en 167.

Los arrestos en la ciudad autónoma, a la que los residentes en la provincia marroquí de Tetuán pueden acceder sin visado, sobre todo en las escolleras y la zona portuaria, también han aumentado, pasando de 423 en todo 2017 a 617 en los diez primeros meses del ejercicio corriente.

La ciudad autónoma ha dejado de ser solo un punto de llegada de embarcaciones con migrantes irregulares y se ha convertido en un punto de partida habitual de todo tipo de lanchas con indocumentados de nacionalidad marroquí que intentan llegar a Andalucía saliendo desde Ceuta.

Los ciudadanos marroquíes detectados irregularmente en Ceuta son devueltos en su inmensa mayoría de inmediato a las autoridades del país vecino directamente a través de la frontera del Tarajal previo paso por la Jefatura Superior de la Policía Nacional.

Durante los últimos diez años, solo 111 nacionales del país vecino han sido acogidos en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) tras solicitar protección en España, casi la mitad (49) solo en 2017.