Piden dos años de cárcel y cuatro de inhabilitación para oficiales de ferry y mercante que chocaron en el Estrecho

Publicado 13/10/2018 13:36:31CET

CEUTA, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía de Ceuta va a solicitar una pena de dos años de cárcel y cuatro de inhabilitación especial para el ejercicio de su profesión para los capitanes del ferry de pasajeros y el mercante que, el 13 de enero de 2012, colisionaron en aguas del Estrecho de Gibraltar a última hora de la tarde "como consecuencia de la falta grave de observancia de las normas de la navegación" que se imputa a ambos, y al primer oficial del barco de la naviera 'Trasmediterránea' que viajaba desde Algeciras (Cádiz) hacia la ciudad autónoma, y que estaba "encargado igualmente de la vigilancia".

Se les atribuyen "en concurso ideal" un total de 23 delitos de lesiones y otro de daños por imprudencia grave.

Según el escrito en el que el Ministerio Público interesa la apertura de juicio oral, a cuyo contenido íntegro ha tenido acceso Europa Press, los oficiales del puente del 'Milenium II' incurrieron en una "falta de vigilancia efectiva" y no llevaba las alarmas y otros instrumentos de navegación conectados.

Los del 'New Glory', por su parte, "no realizaron llamadas de alerta ni a 'Tánger Tráfico' ni al ferry ante el riesgo de colisión", y "tampoco efectuaron los avisos sonoros ni llevaban el vigía requerido para navegar en modo manual".

Como consecuencia de su colisión, un total de 23 personas sufrieron lesiones "que requirieron, además de una primera asistencia facultativa, de tratamiento médico". En el caso más grave, un varón padeció una fractura compleja de tobillo derecho que tardó en curar casi tres años, y que le ha dejado "una importante deformidad del tobillo derecho por inflamación y amplias zonas cicatriciales, cojera evidente y necesidad de uso de botín ortopédico y de muletas".

La mayoría de los afectados han sido indemnizados con carácter previo a la celebración del juicio oral, que tenía que haber comenzado esta semana, pero que ha sido suspendido por incomparecencia de una de las compañías señalada como posible responsable civil subsidiaria, y ya han renunciado al ejercicio de acciones civiles. El mercante 'New Glory' sufrió daños tasados pericialmente en 230.288,32 euros, y los del 'Milenium II' se elevaron a 4,5 millones de euros.

La Comisión Permanente de Investigación de Accidentes e Incidentes Marítimos (Ciaim) del Ministerio de Fomento concluyó en su informe sobre el siniestro que la causa "primordial" del mismo fue "la falta de vigilancia eficaz" por los oficiales del puente del buque de pasajeros, que no detectaron la situación de cruce "hasta 15 segundos antes de que se produjera el abordaje" por "un exceso de confianza" y porque "su atención estaba focalizada entre una conversación ajena a la navegación y el cruce con el ferry 'Jaume I'".

La tripulación del carguero con bandera de Islas Marshall incurrió en una "reacción tardía" tras detectar la situación de riesgo, ya que "no maniobró hasta dos minutos". "Un exceso de confianza y una percepción inadecuada del riesgo hicieron tomar la decisión de no reducir la velocidad ni emitir mensajes de alerta", diagnosticó la Comisión.