Publicado 22/06/2020 12:39:08 +02:00CET

PSOE de Ceuta pide que se "reconsidere" la suspensión de la Pascua musulmana del Sacrificio de este verano

Imagen de archivo de rezos colectivos al aire libre (Musalla) en una explanada de la periferia de Ceuta
Imagen de archivo de rezos colectivos al aire libre (Musalla) en una explanada de la periferia de Ceuta - Antonio Sempere/Europa Press - Archivo

CEUTA, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PSOE de Ceuta, Manuel Hernández, ha "exigido" este lunes al presidente de la Ciudad, Juan Vivas (PP), que "reconsidere" la decisión de no organizar el dispositivo que cada año se activa para la Pascua islámica del Sacrificio, que este verano se celebrará el 31 de julio. "Es una decisión precipitada y unilateral que se ha tomado con total desprecio hacia la comunidad musulmana de Ceuta, a la que no se ha consultado ni pedido opinión", ha criticado.

En un comunicado, el líder del PSOE ha dicho estar "de acuerdo" con la necesidad de "seguir velando por la salud de todos como se ha venido haciendo durante toda la crisis sanitaria causada por la Covid-19", pero a su juicio "esta es una conmemoración que se hace en familia y en casa y tampoco hay razones de aglomeración en las carpas que se instalan para los sacrificios, ya que la ciudadanía que acude a ellas está dispersa por diferentes zonas de la ciudad".

El Gobierno de Ceuta ha asegurado que su decisión está fundamentada en "los informes de los técnicos de la Consejería de Sanidad", igual que las tomadas "para aplazar toda la programación cultural estival, citas deportivas como La Cuna de La Legión, las procesiones de Semana Santa, la Feria, la Noche de San Juan o las festividades de San Antonio, la Virgen del Carmen y la de África". El presidente de la Ciudad, Juan Vivas, ha repudiado el "uso partidista" y "para enfrentar a la ciudadanía" que "algunos están haciendo" con este asunto.

Los socialistas y los localistas del MDyC han pedido "más recursos logísticos y humanos para ceñir y reforzar aún más las medidas higiénico-sanitarias y preventivas" en vez de suspender la celebración, la mayor fiesta del calendario anual musulmán, en los que los aproximadamente 45.000 ceutíes que profesan esa religión, la mitad de la población local, dan muerte a unos 5.000 animales, la mayoría en carpas habilitadas en las barriadas periféricas, aunque también en domicilios particulares o las mismas calles.

"Si hubiese un riesgo evidente no serían las autoridades, sino la propia Comunidad Musulmana de Ceuta, la que pondría por delante la salud de todos, ha argumentado Hernández, quien se ha alineado con el consejero de Políticas Sociales de Melilla, el también socialista Mohamed Mohamed, en el sentido de que "a día de hoy no hay ningún argumento favorable para la prohibición de la fiesta". "Hemos entrado en el estado de la normalidad y habrá que esperar para ver como se va desarrollando todo, sobre todo teniendo en cuenta que aún falta de más de un mes para la celebración de la fiesta", ha añadido.

El delegado de la Comisión Islámica de España (CIE) en Ceuta, Hamido Mohamed, ha dejado claro en declaraciones a Europa Press que la comunidad musulmana local "siempre respetará las decisiones que tengan que ver con la salud de la ciudadanía y con el interés general de los ceutíes".

"Nos reuniremos con el presidente de la Ciudad y su consejero de Sanidad e intentaremos hacer aportaciones para acercar posturas y no crear problemas", ha resumido. Las 35 mezquitas locales seguirán cerradas al menos hasta el 1 de julio, cuando se reevaluarán sus condiciones sanitarias para ser abiertas.

Contador

Para leer más