Actualizado 04/05/2007 18:27 CET

Sucesos.- Desarticulan en Melilla un grupo que introducía 'sin papeles' en la UE, con ramificaciones en España y Bélgica

MELILLA, 4 May. (EUROPA PRESS) -

La Unidad contra las Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades (Ucrif) ha desarticulado en Melilla un grupo organizado con miembros en Berkane (Marruecos), Tarragona (España) y Lieja (Bélgica) dedicado a la captación e introducción de inmigrantes, mayoritariamente marroquíes, en territorio europeo, a cambio de fuertes sumas de dinero y utilizando, para ello, la falsificación de documentos.

Según informó un portavoz de la Jefatura Superior de Policía en un comunicado, M.E.A., de 37 años de edad, natural de Cabo de Agua, Marruecos y residente legal en Tarragona, fue detenido por los policías que lo vigilaban en la Plaza de España de Melilla, cuando acababa de entregar documentos falsos de viaje y billetes para el ferry con destino a Málaga, al joven marroquí, K.B. de 23 años y natural de Berkane (Marruecos), el cual estaba acompañado de su padre B.B. de 54 años de edad, natural de Berkane y residente legal en Bélgica.

Según la misma fuente, la Policía sospecha que B.B. estableció contacto con esta organización en Lieja, a la que expuso sus deseos de hacer "pasar" a su hijo K. B, que carecía de documentación válida para llegar a territorio europeo, y desde Bélgica, los responsables de este grupo, comisionaron a M.E.A., residente en Tarragona, para que llevara a cabo el encargo.

La Ucrif cree que M.E.A. sería el enlace y encargado de introducción de inmigrantes, realizando también labores logísticas, al encargarse del transporte y acompañamiento de éstos hasta el lugar de destino y la persona que falsificó y hizo entrega de los documentos falsos y los billetes de transporte necesarios para su propósito.

Asimismo, el portavoz desveló que ya en las dependencias de la Jefatura Superior, M.E.A. amenazó presuntamente de muerte a sus dos víctimas, padre e hijo, si éstas le denunciaban o declaraban contra él. La Policía está investigando para saber de quien y desde donde recibía M.E.A. las instrucciones o encargos de la organización.

Los detenidos M.E.A., B.B. y K.B fueron puestos a disposición de la autoridad judicial por los delitos contra el derecho de los ciudadanos extranjeros, de falsedad documental y amenazas graves el primero de ellos, por delito contra el derecho de los ciudadanos extranjeros el segundo y por falsedad documental el tercero.