Una torre del Palacio de la Asamblea de Melilla puede caerse con otros terremotos

Palacio de la Asamblea de Melilla
EUROPA PRESS/112
Actualizado 27/01/2016 16:30:02 CET

MELILLA, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de la Ciudad Autónoma de Melilla, Juan José Imbroda (PP), ha admitido este miércoles que una de las dos torres que coronan el Palacio de la Asamblea, uno de los edificios más afectados por el terremoto de fuerza 6,3 grados del lunes, podría derrumbarse "en cualquier momento" si las réplicas son importantes y ha anunciado que ya trabajan para su demolición en un periodo no superior a los diez días.

   En declaraciones a los periodistas, Imbroda ha informado de que los técnicos están haciendo "un escáner" a las torres del edificio que data del año 1948 y que acoge la sede del Gobierno y del parlamento melillense, entre otras instancias públicas, para lograr construir una réplica igual.

   "Se va a hacer un escáner para que se reconstruya lo más fiel posible a la torre original y en los próximos días vamos a trabajar para quitar la dañada" ha explicado la primera autoridad melillense.

   Juan José Imbroda ha dicho que están trabajando para abrir "el ala sur" del Palacio de la Asamblea, la zona menos afectada de un edificio que está clausurado desde el mismo lunes, día del seísmo, para que pueda acoger algunos de los servicios públicos que han tenido que ser realojados en otros edificios públicos de Melilla.

   "El ala sur (del Palacio de la Asamblea) está mejor que el norte y en dos o tres días empezarán a ir a reincorporarse" los trabajadores públicos de los servicios de la Ciudad Autónoma desalojados el día del terremoto.

BULOS

   Por otro lado, el presidente de la Ciudad Autónoma ha felicitado a los melillenses por "la tranquilidad demostrada" durante estos tres días, desde el terremoto principal de 6,3 grados en la escala Richter y sus posteriores casi 400 réplicas, y ha pedido que "no se hagan caso a los bulos" que corren por las redes sociales.

   En este sentido ha asegurado que "los terremotos no se pueden predecir y que alguien diga que se va a tener lugar un seísmo mañana a las siete de la mañana, es mentira porque no se puede saber" ha dicho Imbroda.

   Por último, ha añadido que especialistas en terremotos, tanto locales como llegados desde fuera de Melilla, le han comunicado que "no hay nada que indique que venga un terremoto mayor o igual al del lunes", que causó 26 heridos leves y daños materiales en edificios, viviendas, vehículos, etc., por valor de 11.9 millones de euros.