Actualizado 12/09/2012 19:18 CET

Tres detenidos acusados de introducir a argelinos en Melilla con pasaportes falsos de marroquíes por 300 euros

MELILLA, 12 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha detenido a tres personas como presuntos miembros pertenecientes a una red que introducía inmigrantes de Argelia a Melilla haciéndose pasar por marroquíes con pasaportes de reino alauí que adquirían por 300 euros.

Según ha informado este miércoles un portavoz de la Jefatura Superior de Policía, las investigaciones, que dieron comienzo a principios de año, se enmarcan dentro de la denominada "Operación Argel".

Así ha explicado que la primera fase de esta operación concluyó a finales de mayo con la detención de dos individuos por delitos "contra los derechos de los ciudadanos extranjeros" y de "falsedad documental", tipificados con penas de hasta ocho y seis años de prisión respectivamente.

El resultado principal de esta fase inicial fue el descubrimiento de una red dedicada a favorecer la inmigración clandestina y las ramificaciones que ésta parecía tener a uno y otro lado de la frontera de Melilla con Marruecos.

La segunda fase ha tenido lugar la pasada semana con el arresto de un tercer individuo, un ciudadano argelino de 33 años de edad. Al joven se le ocupó un pasaporte marroquí falsificado, siendo detenido por un presunto delito de falsedad documental.

En este sentido, y dado que esta organización se encuentra asentada en Marruecos, el portavoz ha admitido que resulta muy complicado establecer una estructura clara de la misma. Por ello, las detenciones de sus miembros se producen con periodicidad variable. Así, ha destacado que "no se descarta que en los próximos meses los principales responsables resulten finalmente detenidos, por lo que la "Operación Argel" continúa abierta".

MÁS DE 300 EUROS

El portavoz policial ha explicado que la finalidad de esta organización es introducir en España ciudadanos de nacionalidad argelina de forma ilegal, suministrando a los inmigrantes documentación falsificada para posibilitar el cruce desde Marruecos hacia Melilla por el Paso Fronterizo de Beni Enzar.

Una vez en la Ciudad Autónoma, los ilegales son recibidos por otros miembros de la red, quienes les ayudan, bien a realizar los trámites ante la Policía para lograr su ingreso en el CETI, o facilitándoles el viaje como resultado de las investigaciones llevadas a cabo han podido determinar que los ciudadanos argelinos que acuden a esta organización para introducirse en Melilla están pagando cantidades superiores a los 300 euros por documento.

Además, una vez se encuentran en territorio español, en la mayor parte de los casos entregan de nuevo los pasaportes falsificados para que pueda volver a ser utilizado en otro "pase".

Las investigaciones están siendo llevadas a cabo por el Grupo Ucrif, de la Brigada de Extranjería y Fronteras de la Jefatura Superior de Policía de Melilla, bajo la supervisión del Juzgado de Instrucción Número Cinco.