Actualizado 10/12/2015 18:17 CET

Veintiséis migrantes indocumentados llegan a Ceuta en 48 horas

CEUTA, 8 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Dos grupos de 15 y once migrantes han llegado a Ceuta este lunes y este martes, respectivamente, tras ser rescatados por el Servicio Marítimo de la Guardia Civil cuando navegaban a 1,5 millas de Punta Almina y después de desembarcar en una playa del litoral sur de la ciudad autónoma. Ambos grupos suman más indocumentados que todos los recibidos durante las dos últimas semanas, cuando la entrada irregular de extranjeros ser había reducido drásticamente.

   En el primer caso, una embarcación de la Benemérita que prestaba apoyo en la realización de una prueba deportiva atisbó una patera equipada con un motor fuera-borda ocupada por 15 personas de entre 20 y 25 años nacionales de Guinea Conakry, Gambia, Burkina Faso y Camerún. La barca, que no corría riesgo de zozobrar, fue acompañada y escoltada por los efectivos del Instituto Armado hasta el puerto deportivo de Ceuta.

   Este martes, otro grupo formado por once migrantes (nueve varones y dos mujeres) ha sido atendido por el Equipo de Respuesta Inmediata ante Emergencias (ERIE) de Inmigración de Cruz Roja tras alcanzar territorio español por sus propios medios en una embarcación a través de las aguas de la bahía sur de la ciudad. Dos personas han tenido que ser atendidas por sendas hipotermias, una de ellas también por contusiones, pero ninguna ha sido trasladada al Hospital Universitario.

   Durante la última semana de noviembre y la primera de diciembre, coincidiendo con el incremento de la presión policial de las Fuerzas de Seguridad marroquíes sobre los migrantes asentados en el entorno más cercano a la ciudad, solamente habían conseguido entrar irregularmente en Ceuta trece migrantes indocumentados.

   En ese mismo periodo, han sido trasladados a la península más de cien acogidos en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI), con lo que el número de albergados en él ha bajado hasta el entorno de 700, aproximadamente un 40 por ciento por encima de su capacidad máxima operativa.