Carmen Navarro se trae un trozo de Japón a España en su nuevo centro de belleza, la joya de su corona

Cargando el vídeo....

Actualizado 11/03/2019 10:34:16 CET

   MADRID, 10 Mar. (CHANCE) -

   Tras 46 años dedicada en cuerpo y alma a la estética, el placer y la belleza, Carmen Navarro ha abierto su último centro, la joya de la corona. Se trata de un trozo de Japón y sus técnicas milenarias de belleza y meditación en Pozuelo.

   La experta en belleza nos explica todos los detalles de este nuevo centro, que será algo completamente novedoso y una auténtica experiencia para nuestros sentidos. Carmen ha abrazado al feng shui en todos los detalles del nuevo centro que lleva su nombre y con el que promete que consigamos dejar de lado todo lo malo para renovar todas nuestras energías y cuidarnos tanto por dentro como por fuera.

   CHANCE: Carmen estamos en este nuevo centro, ¿qué significa este Carmen Navarro para ti?

   Carmen Navarro: Bueno, como ya sabéis todos, yo he sido pionera en todas las técnicas orientales. Me ha encantado Oriente y mi filosofía está un poco basada en todo esto. Pues aquí he querido de alguna manera reflejar pues esos conocimientos, esa paz, ese equilibrio entre el yin y el yang, y creo que lo hemos conseguido. Nos sentimos muy bien. Es paz, tranquilidad y armonía

   CH: ¿Cuáles son las claves de este nuevo lugar? Cuéntanos un poquito, dentro de esa filosofía pues tenéis determinados elementos que van dentro de esa filosofía feng shui.

   C.N: Hemos tenido una profesora de feng shui que ha ido diciéndonos, aconsejándonos, cómo teníamos que poner los cuadros, las puertas, ya sabéis lo que es el feng shui, pero también la filosofía. Tenemos a Japón porque si veis tenemos unas cadenas por las que baja el agua, la unión del cielo con la tierra, tenemos un Tori... cantidad de elementos que van a reflejar toda esa filosofía oriental que creo que nos va a dar paz. Entramos en un sitio distinto, no es el típico centro de belleza, es algo distinto en el cual se refleja todo ese amor que he tenido yo por Oriente.

   CH: ¿Qué técnicas o qué vamos a poder experimentar aquí en tu centro?

   C.N: Pues como en muchos de mis centros tenemos una cabina, la cabina zen, que es donde vamos a encontrar esos masajes maravillosos, esa paz, tranquilidad, desconectar del mundo. Luego hay cabinas que yo creo que están muy bien enfocadas para todo tipo de tratamientos, y lo último en aparatología, que ya sabéis que a mí los aparatos también me encantan. Me encanta lo nuevo y lo ancestral, y la combinación de las dos cosas creo que es lo más importante.

   CH: Carmen, dices que te gusta lo nuevo, lo moderno más lo ancestral, llevas muchísimos años dedicándote a esto en cuerpo y alma, ¿cuántos son ya detrás de toda esta aventura?

   C.N: Llevo 46 años detrás de todo esto. He puesto toda mi ilusión, mi felicidad, porque me encanta lo que hago y disfruto, y yo quiero dar a mis clientas lo mejor... Quiero que cuando entren aquí se sientan distintas, que encuentren su espacio, porque todos necesitamos nuestro espacio, ese tiempo de desconectar, eso creo que aquí lo hemos conseguido, porque según entras vas a encontrar una fuente, una cascada y vas a encontrar también peces. Con lo cual, todo junto nos va a ayudar a sentirnos bien.

   CH: En este mes de marzo tan de la mujer, tú llevas 46 años trabajando en esto, ¿cómo valorarías esa faceta de la mujer empresaria, trabajadora, de darse a sus clientas?

   C.N: Pues que estamos aquí a pesar de todo, quiero decir que nos ha costado mucho trabajo, pero estamos aquí.

   CH: Carmen, ¿qué vamos a encontrar aquí en este centro?

   C.N: Pues pienso que vais a encontrar el paraíso de Carmen Navarro, porque una vez que crucéis el tori vamos a dejar todo lo que no nos gusta, todo lo malo fuera y vamos a entrar al paraíso. Cada cabina tiene una explicación. Tenemos la cabina zen, como os decía, que vais a encontrar el relax, todo lo manual, todos los masajes, los mejores masajes, pero luego también tenemos la última tecnología. Hay cabinas para lo antiguo y para lo moderno, y cada cabina tiene unas plantas, un significado, ya que quiero que cada persona cuando entre encuentre ese significado y sea positivo para ellas. Y aquí también vais a encontrar una cosa muy importante para muchas clientas, la discreción, porque vais a entrar y no se os va a ver, y creo que es algo muy importante, porque creo que no a todo el mundo le gusta que la gente se entere de lo que nos hacemos.

   CH: Lo que hemos visto es un centro muy variado porque tienes cabinas de todo tipo. Unas parecen más modernas, otras son como más relajantes...

   C.N: Sí, tenemos siete cabinas. La más importante, la más grande, es la cabina zen y es la que nos va a envolver, donde nos vamos a encontrar la paz y la tranquilidad. Luego en el piso de arriba tenemos cinco cabinas y cada una tiene una especialidad, una aparatología de última generación, incluso los cuadros son distintos, tienen unos cuadros con un significado, los espejos, todo tiene un significado. Y hasta, fijaos, los peces que hay son impares, porque también tiene ese significado, el significado de las cadenas que cuelgan también para que baje el agua por ahí cuando llueve como en Japón y también la unión del cielo y la tierra. En fin, que vais a encontrar algo totalmente distinto y quiero que lo disfrutéis.

   CH: O sea que en el fondo son cielo y tierra que se unen, números impares, a la hora de entrar tampoco es un camino recto...

   C.N: Así, efectivamente, cuando entramos no entramos recto para llegar a la entrada, es sinuoso porque en Japón todo es sinuoso.

CARMEN NAVARRO: "EN ESTÉTICA, LAS MANOS SON FUNDAMENTALES"

   CH: Y bueno, sinuosa también ha sido tu carrera profesional, que llevas muchísimos años detrás, ¿en que ves que han cambiado las técnicas de antes y las de ahora?¿Cuáles son las que más te gustan a ti ir mezclando? ¿Con qué te quedas?

   C.N: Desde que yo empecé, pues ha cambiado y ha variado muchísimo, imaginaros, sobre todo en tecnología. En aparatología, cada día sale un aparato nuevo que nos prometen el oro y el moro. Bueno, ahí estamos nosotros para hacer las valoraciones; pero no nos olvidemos nunca de lo que nos ha llevado a sentir mejor, que son las manos. Las manos son fundamentales, porque nos van a transmitir esa energía, esa paz y van a hacer que nos sintamos queridos. Imaginaros, a un bebé tú le pones las manos y 'rápidamente ese niño crece', va a estar mucho mejor, pues igual queremos con nuestras clientas. Nuestras manos son fundamentales.

CARMEN NAVARRO, LAS MUJERES HAN CAMBIADO. ANTES CUANDO VENÍAN TENÍAN QUE CONSULTAR A SU MARIDO, AHORA YA NO, GRACIAS A DIOS"

   CH: Ha cambiado la aparatología, ha cambiado la técnica, otras se mantienen... pero,  ¿en qué ha cambiado la mujer? Ahora cada vez viene más la mujer a hacerse cosas de estética, ¿cómo lo valoras tú?

   C.N: Cuando yo empecé a trabajar, las clientas que nos venían eran sobre todo clientas que no trabajaban y que tenían que consultarlo todo al marido. Era muy curioso porque cuando tú le ibas a hacer un tratamiento te decía 'tendré que consultar a mi marido', y ahora ya no, gracias a Dios las clientas que vienen todas trabajan, tienen su presupuesto y ellas saben valorar todo lo que hacemos, nos valoran mucho más, porque antes como no pagaban ni trabajaban no era igual. Creo que hemos ganado mucho en ese aspecto

CH: ¿Cuánta gente ha pasado por tus manos?

   C.N: Bueno eso ya cantidad. Imaginaos 46 años.. y gente fantástica, muy conocida y con la cual yo me he sentido muy bien, pero también la gente de la calle, la que entra, la quiero exactamente igual, es decir, que porque sea fulanita me parece fantástico, pero para mi todo el mundo es mi clienta que viene a que le demos algo bonito, algo nuevo, que cuando salgan digan 'qué bien me siento'.

CH: ¿Cómo se lleva ser un referente en tu mundo? Que te consideren la Cristiano Ronaldo de la estética.

   C.N: Ah mira qué bonito lo de Ronaldo y bueno yo me siento que no sé nada, que quiero seguir aprendiendo y que quiero seguir estando aquí hasta que pueda. Me encanta que me comparéis con Ronaldo, que se le echa mucho de menos en el Real Madrid.

   CH: Muchísimas gracias.

Contador

Para leer más