Actualizado 22/11/2011 19:46

Katy Perry: "No estoy embarazada, es que me gusta la comida basura"

Katy Perry En Los AMA Awards
GETTY

LOS ANGELES, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

La figura de las estrellas siempre está muy vigilada por la opinión pública y ya sea kilo arriba o kilo abajo, siempre se acaba opinando. Katy no ha sido una excepción y como el verano le ha pasado factura, incluso han llegado a especular que estaba esperando un hijo, algo que ella no ha tardado en negar asegurando que las grasas son las culpables de su incipiente tripita.

Ella en su momento había confesado en el programa de Ellen DeGeneres que para ella uno de los motivos por los que pasaba por el altar era para tener un hijo y que consideraba que un buen marido debía ser además un buen padre.

Tal vez por eso, dado que en sus últimas apariciones la cantante apareció con más curvas que de costumbre, fue inevitable que muchos periodistas se aventurasen a preguntar: ¿Es que acaso está embarazada?

Katy, ni corta ni perezosa se apresuró a desmentirlo en 'The Insider' diciendo en primer lugar: "Todavía me encanta beber alcohol así que niños todavía no".

El motivo de que haya ganado peso no es otro que una mala alimentación y comentaba: "Me gustan las hamburguesas y los tacos y si queréis hacer de eso un embarazo, es vuestro problema".

Y es que pasarse con las grasas no solo puede ocasionar que cueste más trabajo abrocharse los pantalones sino además otros problemas como colesterol o hipertensión.

El truco está en comer un poco de todo y apostar por los alimentos saludables bajos en grasa.