Actualizado 04/12/2014 20:08 CET

El cabreo de Fran Rivera por la custodia de su hija sigue creciendo

El cabreo de Fran Rivera por la custodia de su hija sigue creciendo
Foto: EUROPA PRESS 

MADRID, 14 Mar. (CHANCE) -

   Ya conocemos el descontento que mantiene Francisco Rivera con la sentencia en la que la jueza dictaminó que la custodia de su hija Cayetana pertenecía a su madre, pero en esta ocasión ha sido a través de su cuenta de Twitter donde ha mostrado su cabreo.

   "Me dan ganas de vomitar" eran las palabras que utilizaba el diestro para mostrar su indignación e impotencia por el poco tiempo que puede compartir con su hija. "Estoy triste, siento una sensación de impotencia, pero no estoy reteniendo nada. Hablé como un padre indignado por la situación como es la ley con los padres aquí en España", sentenciaba.

  

   Con estas palabras queda claro que la lucha entre el actual marido de Lourdes Montes y Eugenia Martínez de Irujo por su hija sigue candente a pesar de la sentencia de la jueza y es que por todos es conocido el deseo de la niña de pasar más tiempo con su padre. "Que alguien que ha estudiado mucho, un juez, diga que ocho días son suficientes para que un padre vea a su hijo, me parece una falta de muchas cosas" ha explicado a CHANCE cuando nos hemos encontrado con él. Unas palabras por parte del torero que dejan claro que él lo único que quiere es pasar el máximo tiempo posible con su hija Cayetana.

EN MI CASO HAY PADRE BUENO Y MADRE BUENA, Y CRITICA LA ACTITUD DE LA JUSTICIA

   Pero no solo eso, si no que se queja de la justicia alegando que en este país estamos anclados en la prehistoria nos seguía comentando: "Hay padres buenos y padres malos, madres buenas y madres malas. En mi caso hay madre buena y padre bueno. Pero no es suficiente ni para mí ni para mi hija. Es fundamental que un hijo esté con su padre y con su madre", y como él mismo explica cada uno de ellos le inculca unos valores distintos a los hijos, unos valores que no se le pueden negar.

  

   Visto lo visto, Fran Rivera aprovecha cualquier oportunidad que tiene para reivindicar su posición como padre descontento con la justicia y dejar claro que quiere pasar más tiempo con su hija, sin que un juez le marque los tiempos.

Para leer más