Publicado 04/12/2022 08:59

Las Campos acaban el año más unidas que nunca y con un balance positivo profesionalmente

CARMEN BORREGO, MARÍA TERESA Y TERELU CAMPOS, EN IMAGEN DE ARCHIVO
CARMEN BORREGO, MARÍA TERESA Y TERELU CAMPOS, EN IMAGEN DE ARCHIVO - EUROPA PRESS REPORTAJES

   MADRID, 4 Dic. (CHANCE) -

   A lo largo de estos días se ha hablado mucho de la traición de Belén Rodríguez a la familia Campos, sobre todo a Alejandra Rubio, dando a entender que había sido ella quien había llamado a la prensa para que les fotografiaran yendo a comer a casa de María Teresa Campos junto con Kiko Hernández, Rocío Carrasco... Algo que Terelu Campos exponía públicamente desde su programa y desmentía rotundamente.

   Dentro de veinte días serán muchas las familias que se reunirán sus casas para disfrutar de la Navidad. Una fecha en la que siempre estamos muy pendientes de la familia Campos, sobre todo estos últimos años en los que el distanciamiento entre las hermanas era más que visible por los enfrentamientos que habían tenido públicamente. Este año, sin embargo, la paz reina en la casa de María Teresa y también es justo decirlo.

Terelu ha tenido un año súper especial en el ámbito profesional. La volvemos a ver como presentadora en 'Sálvame', derrochando profesionalidad, y relativizando, cada día más, las informaciones que pueden salir sobre su vida o entorno. Como si de una capa se tratase, a la comunicadora le resbala todo lo que se pueda decir de ella, aunque eso sí, saca las garras por su hija, su madre y su hermana.

   Por su parte, Carmen ha dejado a un lado las polémicas que han salido en los últimos meses con su hijo y su nuera. Ha sabido apagar el fuego sin necesidad de abandonar la televisión. Disfruta de su trabajo y lo hace con un sentido del humor que le permite saborear cada minuto ante las cámaras.

   Y Alejandra ha empezado a escribir en ABC mientras que colabora en 'FIESTA' los fines de semana. A la joven no se le pone nada por delante y su único sueño en la vida -que haya hecho público- es avanzar como profesional. No cabe duda de que este 2022 es un año mágico para las tres Campos, no solo por no tener ninguna batalla abierta, sino porque todo ha vuelto a su sitio.

Eso sí, tal y como confesó Terelu el pasado viernes, una nueva traición se ha vivido en su familia. Aunque nada tiene que ver con su hermana y su sobrina, en esta ocasión es Gustavo, chófer de María Teresa, el protagonista. La presentadora desvelaba que había mantenido una conversación con él tras constarle que había sido testigo y participante de filtraciones a la prensa sobre su madre. Algo que le ha hecho sentirse muy decepcionada y que ha marcado un antes y un después en su relación.

   Atrás quedaron los meses en los que Carmen y Terelu estaban enfrentadas por el conflicto que Alejandra tenía con su tía de un plató a otro. Como decíamos, la paz reina en casa de las Campos, por lo que no hay ninguna duda de que este años van a vivir unas Navidades especiales, familiares y con una sintonía espectacular en cada una de sus reuniones.