Ernesto Neyra, harto de que se le acuse de maltratador

Ernesto Neyra
EP
Actualizado 15/12/2010 16:37:33 CET

MADRID, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

Ernesto Neyra ha sido calificado de maltratador una vez más. Pese a que él lo sigue negando, su ex mujer Lely Céspedes mantiene su versión y ahora ha surgido un nuevo testimonio. Natalia Mesa, su novia de adolescencia, también le ha acusado de malos tratos.

La historia de supuestos malos tratos de Ernesto Neyra es larga y tortuosa. Varias han sido las mujeres que le han acusado, pero siempre se ha librado de los tribunales y, a día de hoy, sigue negando su culpabilidad.

Hace más de cuatro años, su ex mujer Lely Céspedes puso fin a su matrimonio con el bailarín y llevó su caso a los tribunales, alegando malos tratos físicos y psicológicos.

El juez no le dio la razón y Neyra siguió proclamando su inocencia. Pese a todo, Lely Céspedes sigue manteniendo su versión y la ha dejado bien clara en los medios de comunicación.

Unos años antes, la misma acusación había caído sobre el bailarín. En aquella ocasión fue Carmina Ordóñez, quien despertó gran polémica al alegar haber sufrido malos tratos por parte del bailarín, y cuya demanda fue finalmente desestimada.

Ahora, la que fuera primera novia de Neyra, Natalia Mesa, ha acudido a televisión para ofrecer unas declaraciones similares a las de dichas mujeres. Ha explicado su experiencia con el bailarín en Antena 3 y lo ha dejado muy claro: "He sido maltratada".

Neyra ha vuelto a desentenderse de las acusaciones y afirma que no tiene "nada que decir". Por el momento se ha negado a hablar con los medios pero no descarta tomar medidas legales contra Mesa: "Ya lo diré en su momento".

Por su parte, Lely Céspedes no ha querido lanzarse a avalar la versión de Mesa, pero sí ha encontrado coincidencias en el discurso de ambas, afirmando que han vivido las mismas situaciones.

"Todo lo que ha contado ya lo sabía yo, está todo marcado por el mismo patrón. Siempre es lo mismo", ha declarado Céspedes. "Qué va a decir él, no tiene otra defensa".

Además, ha confesado que "ojalá" esta nueva acusación consiga que el bailarín sea declarado culpable, y mientras ella seguirá manteniendo su versión: "Lo blanco es blanco para mí, y aunque tú me digas negro, es que me ha pegado y se acabó".