Actualizado 14/04/2011 15:32

Justin Bieber arrolla a un paparazzi con su moto

El cantante Justin Bieber en el aeropuerto
GETTY

LOS ANGELES, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

Parece que el ídolo adolescente ya no tiene tanta paciencia con los inconvenientes de la fama que le precede allá donde va. Si a su paso por España evitó a los fotógrafos que llevaban horas esperándole, en Israel casi atropella a uno de los paparazzis que trataban de conseguir más instantáneas del cantante.

Ultimamente Justin Bieber está teniendo demasiados desencuentros con los fotógrafos. Ya hace unas semanas tuvo que disculparse por hacerles la peineta a los paparazzis que le esperaban a la salida de un restaurante para tomar una instantánea del cantante con Selena Gómez en el mismo coche.

Hace pocos días, a su paso por España, Justin dejó plantados durante varias horas a los medios gráficos que estaban esperándole en el photocall y, cuando por fin se decidió a salir, pasó tan rápido ante las cámaras que los fotógrafos no dudaron en dedicarle varios insultos para mostrar su enfado.

Ahora, la polémica está en Israel, país al que Justin Bieber ha viajado rodeado de medidas de seguridad y casi en secreto. Al parecer, el cantante está muy disgustado con el tratamiento que está recibiendo en su visita, que planeaba como un viaje privado y de reflexión personal.

Ya el domingo, Bieber tomaba su Twitter para protestar por el hecho de que los fotógrafos tomaran imágenes de él en cualquier lugar, sin tener en cuenta si era terreno sagrado o no. "Todo lo que quería era la oportunidad de pasear por donde Jesús caminó aquí en Israel", señalaba el joven.

"La gente espera todas sus vidas por oportunidades como esta ¿por qué ellos (los paparazzis) querrían robarle a alguien una experiencia así? Deberían estar avergonzados", añadía Justin Bieber, cuyas quejas pronto generaron el hashtag #papsleavebiebsalone y miles de comentarios en la red de microblogging.

El último incidente ha sido colgado en Youtube. En el vídeo puede verse a Justin Bieber tratando de hacerse con el control de un ciclomotor y cómo arranca sin tener en cuenta a los paparazzis que se encuentran en la zona. Uno de ellos casi es atropellado por el cantante, que aún así tarda varios metros en detenerse.