Actualizado 29/06/2021 08:47 CET

Le preguntamos a Anita Matamoros por los últimos retoques estéticos de su padre

Anita Matamoros
Anita Matamoros - EUROPA PRESS

   MADRID, 29 Jun. (CHANCE) -

  Disfrutando de su recién estrenada faceta de tía del pequeño Javier Tudela Jr y del inicio del verano en la capital tras varios meses residiendo en Milán para completar sus estudios de Moda, Anita Matamoros ha inaugurado la semana saliendo a cenar con su madre, Makoke, su hermano Javi y su cuñada Marina Romero, a quienes está muy unida.

    En un gran momento profesional en el que cada vez adquiere más notoridad por su faceta de influencer, la hija de Kiko Matamoros continúa soltera tras su ruptura el pasado mes de abril con el empresario David Salvador, con quien llevaba dos años de relación pero, fiel a su discreción, prefiere no confesar si tiene ganas de enamorarse de nuevo.

    Y es que por el momento quien ocupa totalmente su corazón es su sobrino Javier, de tan solo dos semanas de edad; un bebé muy bueno a quién Anita no sabe decir por el momento a quién se parece. "No lo identifico todavía, tiene que crecer un poco más", asegura entre risas.

    Sin relación con su padre, Kiko Matamoros, desde hace casi un año, la influencer da la callada por respuesta a los retoques estéticos del colaborador de 'Sálvame' para lucir más atractivo que nunca este verano; una operación de párpados y una marcación abdominal que le habrían costado la friolera de 40.000 euros y sobre los que Anita guarda silencio, que es la tónica general de la hija de Makoke en todo lo relacionado con su progenitor, con quien la cosa no tiene visos de solucionarse, por lo menos por el momento.

Cargando el vídeo....

Contador

Para leer más