Actualizado 13/07/2020 19:33:48 +00:00 CET

Lolita Flores vuelve al trabajo recordando el 25 aniversario de la muerte de su madre

LOLITA FLORES (FOTO DE ARCHIVO)
LOLITA FLORES (FOTO DE ARCHIVO) - EUROPA PRESS - Archivo

MADRID, 13 Jul. (CHANCE) -

Tras varios meses de encierro, Lolita vuelve al trabajo de la mano de su propia productora y es que la actriz ha creado 'Lerele Producciones' para poder volver a trabajar cuanto antes. Junto a su amigo y compañero Luis Mottola, la actriz se convierte en Ángela como protagonista de la comedia 'Llevame hasta el cielo' de Nacho Llorente.

A pocos días de cumplirse el 25 aniversario del fallecimiento de Lola Flores, la actriz explica que no han hecho ningún tipo de celebración al igual que no lo han hecho en años anteriores.

- El estreno lo estáis viviendo con alguna sensación especial.
- Lolita: Con una sensación nerviosa y con muchas ganas también de subirse a un escenario. Llevamos 5 meses sin subirnos a un escenario, la última vez fue el día 8 de marzo por Almería y estamos con unas ganas tremendas, una cosa nueva a la que le hemos puesto nuestro cariño, nuestro amor, nuestra amistad, se ha hecho con mucho cariño.
- ¿Como han sido los ensayos?
- Luis Mottola: También es verdad. Ya veníamos currando juntos y este parón que nos obligó a todo el mundo a buscarnos las habichuelas, trajo un despertar y este despertar generó volver a encontrarnos y decir vamos adelante. Nacho Llorente ya había escrito esta obra hace tiempo pensada para nosotros y se había quedado ahí, en un cajón muy cercano. Esto fue la excusa. Aunque ha habido gente que se ha ido, también ha habido cosas buenas, hay parte positiva, lo negativo está impuesto y sabemos que tenemos una pandemia y nos tenemos que cuidar.
- Qué valiente crear un negocio ahora.
- L: Sí, es mi profesión, es lo que llevo haciendo desde hace 45 años. Yo no he parado de trabajar gracias a Dios, es mi vida, es de lo que yo me alimento. Yo me alimento de mi trabajo, por supuesto mis hijos están por encima de todo, mi nieto, mi hermana, mi familia, la gente que quiero, pero después está mi trabajo que es lo que a mí me mantiene en ebullición.
- Es verdad que estás más delgada, muy guapa.
- L: Yo me cuido, tengo una imagen pública, intento cuidarme y sobre todo aparte de genética es eso que tengo aquí dentro. El estar siempre viva, atenta, el estar pendiente de las cosas, el sentir, hacer las cosas con ganas, con ilusión y con esperanza. Lo último que se pierde es la esperanza, hay que poner la carne en el asador, vivir el hoy y pensar que mañana te levantarás con otra sonrisa. Si no es así, vívelo hoy, estrújalo, eso es lo que me ha dado el confinamiento.
- La productora se llama 'Lerele', es tu casa de la infancia, quién puso el nombre a la casa, tu madre o tu padre.
- L: El nombre de Lerele se lo puso mi madre, era la canción famosa que a ella la catapultó. Yo di Lerele después de muchos nombres, al final mi asesor me dijo, el que te han asignado es Lerele. Miré para arriba y le di las gracias a mi madre.
- Es una comedia, cuesta más sacar una sonrisa al público en estos momentos.
- L: Es una comedia pero no una de carcajadas, te mantiene la sonrisa en la boca.
- LM: Es una comedia ligera, liviana, suave, que entra con los dramas y las miserias de estos personajes. Lolita ya lo ha dicho antes, es un ángel y viene con un mensaje muy claro, con un objetivo muy claro, salvar a este sujeto de una situación que él quiere cometer, llegar al ático y hacer lo que tiene que hacer. Él tiene que llegar al ático y no llega, en el camino le pasan muchas cosas. No es el objetivo sacar carcajadas, sí de sentirse bien, estar a gusto y empatizar con cada uno de ellos.
- L: No es un vodevil, es una comedia donde vas a tener una sonrisa perenne y también alguna lágrima que otra. No vas a llorar pero sí que salen a flote esas miserias de esos dos personajes que no están al principio pero que llega un momento que después de estar tanto tiempo encerrados en un ascensor, empiezan a sacar de dentro sus vidas, sus miserias, sus soledades y sus historias.
- LM: Hay un paralelismo con el encierro que hemos tenido todos, en definitiva muchas parejas se han reencontrado y otras se han diluido. En ese encierro suceden cosas, pasa el tiempo y ya había que empezar a soltar y a sacar la parte íntima de cada uno.
- L: Creo que en el fondo la vida nos lleva a una velocidad que no nos paramos a conocer a la persona que tenemos al lado. En este encierro de cuatro meses a mí me ha tocado con mi hijo, menos mal. Él ha puesto la música de la obra y mi hija Elena también ha puesto su granito de arena, es algo muy familiar, te das cuenta de quién es la persona con la que vives.
- ¿Qué has descubierto de tu hijo?
- L: Que se parece muchísimo a mí, he descubierto que es un musicazo impresionante, que por su música lo da todo, se ha llevado horas y horas y horas metido en ese cuarto, con 26 años que tiene que yo tenía mucho miedo porque es muy temperamental, como yo. Pensaba que lo iba a llevar muy mal, lo ha llevado con una serenidad tremenda. He descubierto que tengo un pedazo de tío en mi casa.
- Entendió la obra a la perfección.
- L: Perfectamente y cuando escuchéis la música lo vais a ver.
- El confinamiento imagino que habrá sido difícil por tu nieto.
- L: Lo he visto prácticamente todos los días por video llamada pero cuando lo toqué lo fulminé. Con mi hija igual, estábamos más cerca con las video llamadas.
- Se han cumplido los 25 años de la muerte de tu madre pero los medios siguen hablando de ella.
- L: Lo único que me ha extrañado mucho es que muchos medios han dicho que no hemos hecho nada para celebrar los 25 años, es que no lo hemos hecho nunca. No es una celebración, el primer año se hizo un funeral como corresponde y luego punto y pelota. Final, ellos se han ido, no están, los que seguimos somos nosotros, recordarlos los recordamos todos los días, no hace falta que sea el aniversario.
- Pregunto por actualidad, por la herencia de Rocío Jurado y todo lo que está pasando con Rocío Carrasco.
- L: Yo solamente te digo 'Llévame hasta el cielo'.

Contador