Actualizado 17/06/2011 16:21

Madres e hijas famosas: de tal palo, tal astilla

Madres E Hijas Famosas En Un Evento De Pikolín
BEATRIZ VELASCO/EP

MADRID, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de caras populares, Carolina Cerezuela, Caritina Goyanes, Lorena Bernal y Arancha del Sol, protagonizaron un simpático encuentro en Madrid al estar acompañadas por sus respectivas madres.

Se trataba de un acto publicitario organizado por la popular marca de colchones Pikolin (presentaba la campaña 'Colchón solidario') que ha colaborado con la Asociación Española contra la Osteoporosis, abogando por la divulgación y la prevención de esta enfermedad que afecta a una de cada tres mujeres mayores de 50 años y a uno de cada cinco hombres, y que sOlo en el 10% de los casos está diagnosticado.

Carolina Cerezuela, que estaba acompañada por su madre, Josefa Gil, "dos gotas de agua", es una mujer feliz desde que dio a luz el 18 de agosto de 2010 a su hija Carla. El verano lo pasará en familia en Palma de Mallorca y se plantea volver a su trabajo de actriz en septiembre.

Mientras tano, Caritina Goyanes, hija de Cari Lapique, se centra en su nuevo programa gastronómico de Canal Cocina y en la preparación de la boda de su hermana Carla este verano en Marbella; Lorena Bernal, la ex Miss España, también fue madre hace un año (el 9 de junio de 2010) de un niño llamado Mikel y vive en Inglaterra donde juega su marido Mikel Arteta, y por último Arancha del Sol, esposa de Finito de Córdoba y madre de dos hijos -Lucía y Juan Rodrigo- prepara su retorno a la pequeña pantalla como actriz.

Al acto de presentación, también asistió la Doctora Carmen Valdés, Presidenta de la Sociedad Española de médicos de atención primaria, SEMERGER, y Coordinadora nacional del grupo de osteoporosis, quien incidió en la importancia de la prevención, ya que el 35% de la población femenina a partir de los 50 años está afectada por esta enfermedad y a partir de los 60 años el 50% puede estar afectada. Además, tres millones de personas padecen esta enfermedad en España, la mayor parte de las cuáles son mujeres, pero solo un 10% de las afectadas están diagnosticadas.

El incremento en el número de pacientes sufrido en los últimos 20 años ha supuesto un aumento del 54% en el número de fracturas ocasionadas por esta patología, en el caso de las mujeres este incremento se cifra en un 64%. En promedio, el riesgo de sufrir una fractura osteoporótica para una mujer a lo largo de su vida es del 40% y se relaciona con la pérdida de los efectos beneficiosos para el hueso de los estrógenos tras la menopausia.