Una modelo de Playboy aparece muerta en un contenedor

Actualizado 08/01/2010 18:49:18 CET
- Exploretalent.com

MIAMI, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

El cuerpo de una 'conejita' de Playboy ha sido hallado en un contenedor de escombros en Miami. Aunque todavía se están investigando las causas y el culpable de su muerte, la Policía está interesada en el novio de la modelo, pues fue una de las últimas personas que vio con vida a la joven.

Paula Sladewski, así se llama la modelo encontrada muerta este fin de semana en Miami, Florida. La joven, de 26 años, había posado para la revista Playboy y también había actuado en la película 'Playboy: la búsqueda de la conejita definitiva'.

La modelo y su novio, Kevin Klym, vivían entre Michigan y California, aunque habían decidido pasar unas un fin de semana de vacaciones en Miami, donde tenían pensado ir de fiesta en fiesta.

El sábado por la noche ambos estuvieron juntos y acudieron a un bar de esa ciudad llamado 'Club Space', donde permanecieron hasta el amanecer del día siguiente. Ya a las 7 de la mañana del domingo, Paula y Kevin empezaron a discutir y éste fue expulsado del bar por los agentes de seguridad, según ha confesado él mismo a la Policía.

Según afirma el abogado del joven, Kevin pidió a los agentes de seguridad que pidieran a Paula que saliera del bar, pero ésta se negó. En ese momento, el joven decidió regresar al hotel y esperar allí el regreso de su novia, algo que nunca ocurrió.

Aún se está investigando lo ocurrido después de que Kevin dejara el establecimiento, pues lo siguiente que se sabe de Paula es que apareció muerta en un contenedor de basuras al que habían prendido fuego.

Kevin, por su parte, ya había iniciado una investigación por su cuenta el lunes por la mañana, pues contrató a un investigador privado y estaba repartiendo panfletos con la cara de ella por Miami. "Llamó a comisarías, cárceles y hospitales", aseguró su abogado a la cadena 'ABC'.

LA HERMANA DE PAULA QUIERE QUE EL CULPABLE "PAGUE POR LO QUE HIZO"

Kelly Farris, la hermana de la modelo, ha declarado a los medios que Paula "estaba llena de vida", y que "nunca imaginé que algo así pudiera pasar". Kelly quiere conocer ya el nombre del culpable, pues ha afirmado que "no me veo capaz de volver al trabajo o vivir mi vida normal hasta que quien hizo esto pague por ello".

Pero tendrá que esperar para que eso pase, pues la Policía está reuniendo aún pistas de lo ocurrido. Y, aunque no se ha relacionado a Kevin con la muerte de su novia, el teniente de policía Neal Cuevas ha reconocido que es "una persona de interés" pues fue una de las últimas personas que vio con vida a la chica.

Por su parte, el abogado de Kevin, Marc Beginin, ha defendido a su cliente afirmando que la relación entre la pareja era "de amor aunque imprevisible", y añadió que el joven está "totalmente devastado ante esta situación".