Actualizado 21/03/2016 11:40 CET

Mucho glamour en el 62º 'Baile de la Rosa'

EL 62º BAILE DE LA ROSA/CORDON
Galería
Ver Galería 13 fotos
EL 62º BAILE DE LA ROSA/CORDON

   MADRID, 20 Mar. (CHANCE) -

   El baile de la Rosa es un evento must de cada año por la familia Grimaldi. Se lleva celebrando desde el año 1954, una tradición que ha perdurado, y este año también ha tenido su cita en el salón Salle des Étoiles de Mónaco. Y, por supuesto, con un fondo solidario: recaudar fondos para la organización Grace Kelly.

   Esta ha sido la 62º edición y han sido los Casiraghi los encargados de presidirlo- Pierre, Carlota y Andrea. Ha sido una gala con muchísimo glamour, y quien ha sobresalido han sido Pierre Casiraghi y su recién esposa Beatrice Borromeo, siendo la parejaza de la noche.

   El vestido de la joven ha llamado la atención y ha sido el más comentado de la noche, un diseño de Giambattista Valli color rojo pasión, que le quedaba como anillo al dedo, haciendo uso de un estilo de lo más elegante, femenino y radiante. De sobresaliente. Su chico, orgulloso de su mujer y presidiendo la gala junto a sus hermanos, le acompañaba trajeado y con pajarita.

   Alberto II de Mónaco y la princesa Carolina de Hannover han acudido en calidad de anfitriones a este baile, con unos estilismos blancos que hacían mucho juego. Ella, con un vestido crema, recogido muy limpio y flores en mano, muy apropiada. Él, a juego, con chaqueta blanca y pajarita y pantalones negros. Sin embargo no le vimos acompañado de Charlene de Mónaco, aunque tampoco acudió el año pasado.

   Carlota Cashiragui ha acudido junto con su hermana Alejandra de Hannover, que con tan solo 16 años, no se ha querido perder el evento. Ambas hermanas aparecían también algo mimetizadas, no solo por llevar la misma firma en sus vestidos- Chanel, sino por usar en ambos unos tonos pasteles, beis y suaves.

   Otros rostros que han acudido han sido el de el príncipe Carlos de Borbón junto con su mujer Camilla Crociani- ambos con evidentes signos de vacaciones a la vista, por su bronceado. Camilla ha querido acudir en tono con la temática y ha llevado un vestido verde con flores, muy intenso. Y a juego, una flor en el recogido.

   También hemos visto a Diala Makki- con un azul metalizado muy favorecedor, los artistas Jowel y Randy, el empresario Otto Kern y su mujer Naomi Valeska- de total black o Victoria Silvstedt, de encaje y transparencias.

DECORACIÓN TROPICAL DE MANO DE KARL LAGERFELD

   El diseñador ha sido el que ha decorado el interior del Baile de la rosa. Las mesas, sillas, mantel, todo hecho al milímetro con aire tropical y cubano, introduciéndonos a lo que nos deparará la próxima colección de Chanel. Con colores muy fuertes, llenos de energía y vivos, el ambiente trasladaba al otro lado del océano. Y el artista, estuvo presente.