Actualizado 14/01/2016 12:12 CET

Almodóvar, y su apasionado beso con una admiradora, la actriz Brishel Santoro

Pedro Almodovar y una estudiante de la Escuela SUR
Galería
Ver Galería 9 fotos
RODRIGO MENA

   MADRID, 14 Ene. (CHANCE) -

Pedro Almodóvar habla de su exitosa trayectoria. Acciona y Sur Escuela de Profesiones Artísticas convocaron una nueva sesión abierta al público de la Cátedra Acciona. El cineasta protagonizó una conversación con David Sánchez Usanos, profesor de la Escuela SUR. La cita fue en el Círculo de Bellas Artes, sede de la Escuela.

Cada uno de estos profesionales compartió su experiencia con los alumnos de la escuela y el público en general. El cineasta fue el protagonista de una conversación con el profesor de la Escuela SUR David Sánchez Usanos en la que repasó su trayectoria atendiendo a la evolución de su propuesta cinematográfica en conexión con las transformaciones sociales y culturales de los últimos años.

La charla del cineasta generó colas alrededor de la manzana del Círculo de Bellas Artes, donde los asistentes esperaban poder escuchar las palabras del artista manchego. Pedro comenzó su charla explicando cómo fue su primer contacto con el cine: "Mi primer contacto con las estrellas del cine fue en los cromos de unas tabletas de chocolate y me di cuenta que eran de otro universo".

Su icono, la pantalla cine de verano. Así lo confesó. También desveló lo que más le apasionad de su trabajo y cuál es su táctica: "Prefiero tirar de la intuición y el instinto de los actores; Antonio banderas insistía en estudiar el papel y yo se lo tenía prohibido".

Antes de finalizar la charla, protagonizó una divertida escena con una actriz gran admiradora de su obra, Brishel Santoro, que subió al escenario para proclamar su admiración, algo que el director manchego correspondió dándole un apasionado beso en la boca. En conversación con CHANCE, la intérprete de origen boliviano no ha dudado en expresar la emoción e ilusión que le hizo recibir esa respuesta de Pedro Almodóvar. 

"Decidí dejar de ir a la entrega de premios porque era un coñazo que te enfocanran constantemente las cámaras", terminó confesando el director de cine.

Para leer más