Actualizado 23/02/2016 19:54 CET

Phil Collins se casará por segunda vez con su exmujer, Orianne Cevey

Phil Collins
PHIL COLLINS/ GETTY

   MADRID, 23 Feb. (EDIZIONES/CHANCE) -

   El hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra y Phil Collins, un claro ejemplo. El cantante británico contraerá matrimonio por segunda vez con Orianne Cevey, cuyo divorcio le costó la friolera de 46,68 millones de dólares en 2008.

   Era la propia novia la encargada de dar la noticia al diario suizo SonntagsBlick. "Me llamo ahora de nuevo Phil como mi marido. Estamos tan bien que en realidad no importa si estamos casados. Pero estamos decididos a casarnos por segunda vez algún día", afirmó Cevey.

   Sin embargo, esa fecha debe no estar muy lejos en el tiempo porque la prometida tiene muy claro qué tipo de ceremonia desea para esta reboda. "La diferencia más importante es que ahora nuestros hijos podrán estar allí. Me imagino que será más familiar y más reducida. En nuestra primera boda en 1989 en Lausana tuvimos que invitar a muchas personas para no decepcionar a nadie", añadió la suiza de 43 años.

   En aquella ocasión, el matrimonio reunió a 300 invitados en el Rivage Hotel Beau de Suiza para tres días de celebraciones cuyos gastos ascendieron a los 600.000 dólares y que contó con la presencia de compañeros de profesión del exmiembro de Genesis, como Eric Clapton y Elton John.

   El acercamiento de Collins y Cervey se produjo el año pasado cuando Orianne se tuvo que someter a una complicada cirugía de columna, que dejó parcialmente paralizada su pierna izquierda y trastornos de estómago. Durante los cuatro meses que estuvo en el hospital, el músico se trasladó a Miami (Florida) para atender a sus dos hijos en común, Mathew y Nicholas. Según la prensa estadounidense, la pareja se compró una casa hace seis meses, donde han compartido sus vidas sin que "nadie se haya dado cuenta", apuntó la estrella musical.

   "Siempre estuvimos muy cerca, por los niños. Sin embargo, solo el año pasado me di cuenta que él es el hombre de mi vida", comentó la prometida. "El amor nunca desapareció por completo. Estaba simplemente en otro nivel. Nos conocemos desde hace 22 años, quince como pareja. Ahora sentimos los dos pensamos lo mismo: La separación fue una mala decisión", concluyó.

Para leer más