TONY LEBLANC SIENTE QUE EL MAYOR PREMIO ES EL CARIÑO DEL PÚBLICO

Tony Leblanc
GETTY/CARLOS ALVAREZ
Actualizado 04/05/2011 21:15:42 CET

MADRID, 4 May. (OTR/PRESS - Ruth Fernández) -

Va por la calle y la gente lo para y le habla como si fuera de su familia. Allá por donde anda, recibe muestras de cariño. Ante esto, y a pesar de que es el intérprete más condecorado del país, Tony Leblanc sostiene que el mejor premio es que es el actor más querido de España... "O, al menos, así lo siento yo".

En una entrevista a 'Diez Minutos', el artista hizo un repaso por su vida, desde los 7 años, cuando debutó en el 'mundillo' con una obra de los hermanos Álvarez Quintero, hasta sus últimos trabajos en la saga 'Torrente', pasando por sus épocas como "bailarín, futbolista, boxeador, músico...".

Su nombre aparece en más de 80 trabajos, en la pequeña y la gran pantalla. En la grande, destaca su participación en 'Currito de la Cruz' o 'Los que tocan el piano'. En la pequeña, el más cercano en el tiempo es su papel de Cervan en 'Cuéntame'.

Con esa trayectoria, Leblanc puede afirmar sin tapujos que es "el actor más veterano en España y el más polifacético". Esa experiencia le ha servido para reconocer el talento en su nieto, Richy Leblanc, que quiere seguir sus pasos.

"Le he examinado a fondo y sé que tiene madera de actor". El artista aprovecha la ocasión para resaltar las virtudes del joven, a quien quiere apadrinar en este mundo. De hecho, el chico interpretó un pequeño papel en la cuarta entrega de 'Torrente'.

Aparte de eso, Tony Leblanc demostró en la entrevista que no tiene miedo a la muerte y explicó que quiere que esparzan sus cenizas alrededor del Museo del Prado y de noche. Fue allí donde nació ("soy el único ser humano que ha nacido dentro del Prado"), por accidente, y es allí donde quiere descansar.