Kim Kardashian y sus problemas para ir al baño con el ajustado vestido que llevó a la Met 2019

Actualizado 11/10/2019 18:35:05 CET
Kim Kardashian en los Creative Arts Emmy Awards 2019
Kim Kardashian en los Creative Arts Emmy Awards 2019 - GETTY IMAGES / AMY SUSSMAN

   MADRID, 11 Oct. (CHANCE) -

A veces la moda requiere grandes sacrificios y, si no, que se lo digan a Kim Kardashian. En un nuevo capítulo del reality de la familia, Las Kardashian, se ve como tres de las chicas del clan, Kim, Kendall y Kylie, se preparan para asistir a la Gala Met 2019, una gala en la que todas destacaron con sus arriesgados looks. Pero, sin duda alguna, fue Kim la que más sufrió durante el proceso, tal y como se ve en el nuevo episodio. La empresaria optó por un vestido de silicona con cuentas de cristal que recrearon un efecto mojado impresionante, un vestido que le complicó la vida a la Kardashian, aunque parece ser que valió la pena.

Kim Kardashian en la Met Gala 2019

"Si tengo que hacer pis... será un problema", comienza diciendo la empresaria con preocupación, mientras se la muestra con dos fajas diferentes que moldean su cuerpo para poder llevar el ajustado vestido. El año pasado, en ese mismo evento, la celebritie escogió otro complicado vestido y se vio obligada a ir al baño en una extraña postura, tal y como explica en el vídeo, ya que tan solo en ponerse el dorado vestido tardó veinte minutos y necesitó a varias personas a su alrededor, por lo que quitarse el vestido para utilizar el baño no estaba entre sus opciones.

Mientras su equipo la miraba gracioso, una de sus amigas le ofreció una solución entre risas: "¿No puedes usar un pañal?", opción que quedó descartada nada más decirse en voz alta. En vez de eso, Kim tenía un plan trazado en el caso de que tuviese que usar el baño con urgencia: "Si es una emergencia, creo que haré pis en mis panties y después le pediré a una de mis hermanas que me limpie las piernas".

Mientras que su equipo y amigas la miraron como si se tratase de una broma, Kim les confirmó con seriedad que era su única opción si se daba la situación. Aunque, parece ser que el sacrificio mereció la pena en cuanto se vio dentro del vestido. Esta vez fueron necesarios dos pares de manos para subirle la ajustada prenda y el resultado final fue impactante. Nuestra duda es, en el caso de que finalmente tuviese que ir al servicio, ¿fue Kendall o Kylie la encargada de acompañarla?

Contador

Para leer más