Actualizado 07/10/2010 19:01

Olivia Palermo y Johannes Huebl se estrenan como imagen de MANGO

Olivia Palermo y su novio Johannes Huebl
PETRA STADLER/MANGO

MADRID, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

La joven pareja formada por una de las 'it girls' del moento, Olivia Palermo, así como por su novio, el modelo Johannes Huebl, se ha convertido en la nueva imagen del nuevo catálogo de invierno de MANGO, una de nuestras firmas más internacionales. Muy compenetrados y sonrientes se dejaron ver durante la presentación del nuevo catálogo de la firma.

Nacida en Nueva York el 28 de febrero de 1986, Olivia Palermo se crió entre Nueva York, Connecticut y París. Su natural elegancia y su habilidad para combinar a la perfección los must-haves del momento le han otorgado un reconocimiento internacional como trendsetter.

Actualmente reside en Brooklyn con su novio, el modelo alemán Johannes Huebl, quien ha aparecido en las revistas de moda más importantes como Vogue, Elle, Harper's Bazaar o GQ.

Durante el shooting del nuevo catálogo, en el que se han mezclado looks de día y de noche, Olivia y Johannes demostraron su complicidad posando con total naturalidad ante la cámara del fotógrafo Txema Yeste en el Hotel Palace, de Barcelona.

La modelo declaró: "Me encanta trabajar con Johannes, y a los fotógrafos les encanta ver la química que hay entre nosotros. Además, trabajar con MANGO es como un sueño, porque es una empresa maravillosa".

El miércoles por la noche, la modelo hizo su primera aparición pública, después de colaborar en el nuevo catálogo de MANGO, en la fiesta que se celebró en Munich con motivo de la presentación de la nueva colección de Invierno de MANGO. Olivia, que estuvo acompañada en todo momento por su novio Johannes, mostró su lado más cercano y natural.

Esta temporada, la firma española sigue reinterpretando prendas tradicionales del campo, como la capa, las prendas con aplicaciones de piel y ante, o el tricot grueso con aspecto artesanal.

Todo ello, jugando con una gama de camel y rojos invernales, combinados con toques de gris y azul. Para la noche, se ha apostado por un aire teatral y romántico al aplicar elementos como plumas, lentejuelas o peletería. La paleta de color la forman tonos asociados al vintage como el maquillaje y beige, mezclados con chocolate y caramelo; mientras el oro y el cobre dan el toque de luz.

.