Actualizado 15/01/2015 15:02 CET

Felipe y Letizia reivindican con pulseras amarillas la racionalizacion de los horarios españoles

Los Reyes Felipe y Letizia, pulseras amarillas de la racionalización de horarios
JOSE OLIVA GARCIA

MADRID, 15 Ene. (CHANCE) -

La llegada del Rey Felipe VI ha supuesto muchos cambios en el seno de Corona y uno de ellos, tal vez el más sorprendente por lo inusual, se manifestó el pasado jueves con una clara reivindicación tanto del Rey Felipe como de la Reina Letizia.

LA LEYENDA COMPLETA DICE 'AHORA-ARHOE. HORARIOS RACIONALES YA'

Durante el acto de entrega de los Premios Nacionales de Investigación celebrados en el Palacio Real, los Reyes lucieron sendas pulseras amarillas de silicona creadas por la Asociación por la Racionalización de los Horarios Españoles (ARHOE) y cuya leyenda completa es 'Ahora-Arhoe. Horarios Racionales Ya'.

SEIS DIAS ANTES LOS REYES HABIAN RECIBIDO EN AUDIENCIA A LA COMISION NACIONAL POR LA RACIONALIZACION DE LOS HORARIOS ESPAÑOLES (ARHOE)

Don Felipe y Doña Letizia recibieron el pasado 9 de enero a una audiencia en el Palacio de la Zarzuela a los integrantes de esta comisión nacional, cuyo objetivo es que los horarios laborales sean más racionales a fin de conciliar vida familiar y laboral y de la que forman parte más de un centenar de instituciones entre las que se encuentran empresas, sindicatos, administraciones y empresas.

EL PRESIDENTE DE LA COMISION LES PIDIO A LOS REYES SU APOYO

El hecho de que los monarcas luzcan las pulseras de silicona amarilla que se crearon para mentalizar a la sociedad de la necesidad de cambiar los horarios para homogeneizarlos con los del resto de países europeos, pone de manifiesto que se tomaron muy en serio la petición que el presidente de esta comisión, Ignacio Buqueras, les realizó durante la audiencia, ya que en su discurso reclamó expresamente su ayuda "Necesitamos contar en nuestro empeño con el apoyo eficaz y constante de Sus Majestades", dijo Buqueras, que añadió "muchos de nuestros compatriotas comprueban con angustia que sus vidas giran alrededor del trabajo, víctimas de unas jornadas prolongadas que les obligan a llegar a casa tarde y agotados, a dormir poco y mal, y que no les dejan tiempo para estar con su pareja y con sus hijos, ni para relacionarse con amigos, ni para encontrarse con ellos mismos".

Para leer más