Las joyas que la Reina Letizia lució hace 15 años en su boda con el Rey Felipe

Las joyas que la Reina Letizia lució hace 15 años en su boda con el Rey Felipe
EUROPA PRESS REPORTAJES - Archivo
Publicado 22/05/2019 7:29:39CET

   MADRID, 22 May. (EUROPA PRESS) -

   Hace 15 años la Reina Letizia entraba a la Catedral de La Almudena en un día de lluvia para casarse con el Rey Felipe ante la mirada de todos los españoles. En ese momento todos los ojos se centraban en el vestido de la monarca, diseño de Manuel Pertegaz. Con el paso del tiempo queremos centrar el objetivo en las impresionantes joyas que en ese momento lució la Princesa de Asturias ante el mundo entero.

LA TIARA, HERENCIA HISTÓRICA DE LA REINA SOFÍA

   Aunque el vestido era el secreto mejor guardado, las joyas fueron otra gran sorpresa de aquel 22 de mayo y la elección de la tiara no pasó desapercibida para nadie.

   La tiara que coronaba la frente de la actual Reina provenía de la Casa Real Griega y se trata de una pieza histórica que se iniciaba cuando el kaiser Guillermo II de Alemania le regaló esta joya a su única hija Victoria Luisa de Prusia -abuela de Doña Sofía- con motivo de su boda con el heredero de la Casa Hannover, el duque Ernesto Augusto de Brunswick. El encargo fue realizado por el prestigioso joyero alemán Koch.

   Victoria Luisa regaló esta diadema a su única hija, Federica, cuando ésta se casó con el heredero al trono griego, el Príncipe Pablo. La Reina Federica incorporó esta tiara a su joyero real, de donde la eligió la entonces Princesa Sofía para lucirla en su boda con Don Juan Carlos, celebrada en 1.962 en Atenas.

   Al ser una joya heredada de su madre y perteneciente a la Casa Real Griega actualmente en el exilio, además de haberla utilizado en su boda, la joya tiene un gran valor sentimental para Doña Sofía, quien no dudó en cedérsela a su ya nuera en un día tan especial.

   Esta tiara griega es una elegante joya realizada en platino y diamantes. De estilo imperio y clara inspiración helénica, contiene un diamante central de gran tamaño rodeado de unos pequeños filamentos en vertical que asemejan las columnas griegas, mientras que en la parte superior lleva una corona de laureles.

LOS PENDIENTES, REGALOS DE SUS SUEGRO

   En cuanto al resto de joyas elegidas por la Princesa de Asturias el día de su boda con el Príncipe Felipe, Letizia Ortiz decidió llevar tan sólo un discreto par de pendientes, regalo de los Reyes a Doña Letizia para lucirlos en ese día tan especial.

   Se trata de dos aretes de platino con seis diamantes talla pera de 2'44 kilates, dos diamantes talla brillante de 1'22 y otros dos de 4'54 kilates.

   Fue precisamente después de la boda, cuando el joyero de los Borbones se abrió para Doña Letizia pudiendo lucir las joyas que durante siglos han coronado a Princesas y Reinas españolas, cuando asiste a recepciones oficiales, cenas de gala y bodas de la realeza como bien hemos podido comprobar con el resto de tiaras o las pulseras gemelas de Cartier, que forman parte de las 'joyas de pasar'.

Contador

Para leer más