La Reina Letizia, Leonor y Sofía, siempre unidas y divertidas en los actos

Reina y Leonor y Sofía
JOSÉ OLIVA-REINA Y LEONOR Y SOFÍA
Actualizado 06/12/2018 19:17:36 CET

   MADRID, 6 Dic. (CHANCE) -

Para los Reyes Felipe VI y Letizia y los Reyes Eméritos Don Juan Carlos y Sofía, el 40 aniversario de la Constitución ha supuesto una gran celebración al igual que para los políticos que se han congregado en el Palacio de las Cortes para celebrar la festividad de la Democracia.

LA FAMILIA REAL MUY UNIDA EN LOS 40 AÑOS DE LA CONSTITUCIÓN

A este emotivo día también han acudido la Princesa de Asturias, Leonor y su hermana la Infanta Sofía, congregándose así tres generaciones. Hoy era día festivo, y tras las polémicas del primer trimestre del año de las diferencias entre la Reina Sofía y Letizia en Palma, todo ha sido paz y armonía y sentidas muestras de cariño. Las niñas enseguida saludaron a sus abuelos cariñosamente y nunca se había visto al Rey Juan Carlos tan cariñoso en público, con sus nietas y tan emocionado. Y es que hoy el Rey que designó Francisco Franco como su sucesor se le han saltado las lágrimas y no ha podido contener su exaltación cuando ha sido recibido junto a su mujer la Reina Sofía dentro del hemiciclo y ha habido una gra ovación como cuando su hijo el Rey Felipe VI le ha mentado en su discurso.

La Reina Sofía, muy guapa y elegante con un vestido de terciopelo, no podía estar más feliz y se mostraba pletórica. Al igual que la Reina Sofía, Doña Letizia también ha mostrado lo feliz y orgullosa que estaba de su marido el Rey Felipe, y eso que a la entrada de la presidencia, justo antes de que sonara el himno se mostraba muy seria y cabizbaja, pero ha sido al final de la celebración cuando la Reina asturiana ha aplaudido más que nadie y ha encabezado la sentida ovación a su marido a Felipe VI que ha acabado con el monarca riéndose casi cortado.

La Reina Letizia, como siempre ha mostrado la gran complicidad que tiene con sus hijas y han dado buena cuenta de ello. A la llegada al interior del Palacio de las Cortes, toda una madraza, se ha quedado para supervisar que las niñas se quitaran las capas que han lucido hoy y que se las retiraran. A la salida, ya sin ellas, madre e hijas han compartido confidencias sonriendo y hablando de lo más divertidas.

Contador