Alicia Borrachero: "Me gustaría mucho trabajar con mi marido en una comedia"

Alicia Borrachero forma parte del reparto de la nueva serie de Antena 3
Foto: JOSEFINA BLANCO
Actualizado 31/07/2014 14:06:21 CET

MADRID, 31 Jul. (CHANCE/Irene Díaz y Ana Barrio) 

   Alicia Borrachero es una de las actrices más queridas del panorama nacional. Desde que saltara al estrellato con su papel en Periodistas, la madrileña no ha dejado de cosechar éxitos, formando parte de series que han marcado un antes y un después en la televisión, como Hospital Central o Crematorio.

   Esta mujer  también ha participado en numerosas películas y obras de teatro. Precisamente ahora regresa a la pequeña pantalla para formar parte del reparto de Bajo sospecha, la nueva serie de Atresmedia.

   Fuera de su trabajo, la intérprete está casada desde hace once años con el también actor Ben Temple, padre de su único hijo, que con ocho años sus padres quieren que tenga una infancia normal y que haga lo que le guste o lo quiera. Feliz con la familia que ha formado y orgullosa de su papel de madre, Alicia pasa todo el tiempo que puede con su niño.

PERDER UN HIJO ES UNA DESESPERACIÓN ABSOLUTA

¿Cómo te has puesto en el lugar de perder un hijo?
Cuando te desaparece un hijo afortunadamente no sé que pasa, pero lo mínimo que puedo imaginar es que tu vida se para y que el dolor no tiene medida ni palabras y que hay un peso que va más allá que la tristeza. Es una desesperación absoluta.

¿Cómo se vive como actriz esa tensión de emociones?
Más que la tensión de emociones, lo que tengo es la tensión del respeto que me imponen las personas que han pasado por esto y que pueden verlo. Para mí es infinitamente delicado, creo que es el trabajo más delicado que he hecho nunca a ese nivel.

¿Te pasa factura cuando llegas a casa?
No es lo mismo que hacer una comedia, pero bueno es mi trabajo.

Tu personaje llega a ser hasta uno de los sospechosos...
Soy sospechosa, todos somos sospechosos hasta la madre. Esta serie es muy sutil y el espectador lo que va a sentir y lo que va a ver de pronto se va a sorprender. En todos los personajes hay una sospecha y el que la va a sentir es el espectador que va a estar sospechando de todo el mundo.

¿Se hace amiga del personaje de Blanca Romero?
Sí, son dos personajes que conectan desde que se conocen. Les une el tema de la maternidad, en ningún caso por ser la madre de la serie, yo tengo dos hijos, un hijo de nueve años y una hija de diecisiete, y ella tiene un problema y es que no puede o no ha podido hasta el momento tenerlos.

Hasta ahora no habías interpretado un personaje tan mayor...
En De repente, los Gómez tenía cuatro hijos y mi hija era Adriana Torrebejano, que tenía dieciséis o diecisiete años, y ahí les dije a los guionistas que a dónde iban. Pero bueno ya estoy en esa edad, ya me toca.

¿Te gustan?¿Son papeles más cercanos a ti?
A mi lo que más me interesa es la historia más que mi personaje. Este personaje es muy delicado y para mí pesa más el coraje de meterme en eso.

¿Te has fijado en otros casos o has hablado con gente?
No he tenido tiempo de nada porque yo me incorporé quince días antes de empezar a rodar. Ha sido todo visto y no visto, mucho trabajo con los directores para entender lo que querían. Evidentemente he visto material por mi cuenta en el que yo sobre todo más que inspirarme en alguien, cosa que no podría hacer por una cuestión de ética y respeto, lo que quiero poder ser capaz de transmitir lo que veo en esas personas.

¿En qué momento profesional te encuentras?
Estoy empezando a remontar un momento difícil, como la mayoría de las personas de este país, con mucha cautela. Siento que soy una privilegiada porque todavía trabajo, pero también se que esto se puede acabar mañana. Entonces en el momento en el que estoy es hoy, ya no pienso tanto en que época estoy. Ahora pienso que estoy en Bajo sospecha que voy a poner aquí todo mi amor y que el público reciba el trabajo de todos los que vamos a hacer esta serie con la satisfacción con la que nosotros lo estamos haciendo.

¿Tienes un plan B?
Sí, hay que tener siempre un plan B, pero no te lo voy a contar, es algo más personal.

¿Vas a compaginar la serie con algún otro proyecto?
Compaginar no, siempre que puedo intento no compaginar teatro con televisión o cine. Es algo muy difícil y más con un personaje como este y una producción en la que hay que estar al cien por cien.

¿Tu marido ha dirigido una película?
No, mi marido es actor. Ha dirigido varios cortos y luego estuvo en El tiempo entre costuras y va a trabajar ahora con Bambú también en Los refugiados. Ha estado en la película de Fernando León, ha rodado con Isabel Coixet y ha rodado un largo de protagonista con Antonio Hernández. Ha tenido una buena racha, está trabajando ahora mucho.

¿Juntos habéis trabajado alguna vez?
Hemos coincidido en Crematorio, pero no en un mismo plano, teníamos tramas diferentes. Hicimos teatro juntos hace muchos años en Estados Unidos.

"ME GUSTARÍA MUCHO TRABAJAR CON MI MARIDO EN UNA COMEDIA"

¿Te gustaría trabajar con él?
Bueno, depende. Si fuera una comedia me gustaría mucho pero si fuera un drama no.

¿Dónde os conocisteis?
Nos conocimos estudiando interpretación en Estados Unidos.

¿Os gustaría que vuestro hijo continuara con la profesión?
Ni fu, ni fa. Lo único que queremos es que nuestro hijo tenga una infancia normal y que haga lo que le guste o lo que quiera. Que haga mucho deporte, que pruebe todo y ni enfatizarlo ni tampoco vetarlo. Tendrá su vida y su destino y que lo decida cuando quiera.

¿A ti que series te enganchan?
No tengo ningún genero, a mí me engancha la calidad. Ahora no veo nada porque llevo un año haciendo teatro, pero yo tengo mucha referencia de series americanas e inglesas. A mi me apasiona Los soprano, The big C o Juego de Tronos que me parece espectacular. Veo de todo y todo lo que puedo, pero ahora hay mucho que ver y es difícil seguirlo.