Actualizado 25/11/2020 16:58 CET

Desenfoques en las cámaras explicarían extrañas auroras

Imagen de un STEVE
Imagen de un STEVE - NASA - Archivo

   MADRID, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Un repaso a los avistamientos de un extraño fenómeno parecido a las auroras que, misteriosamente, se plasma en el cielo en forma de rayas, sugiere una explicación fotográfica para su representación.

   En 2018, un nuevo descubrimiento parecido a una aurora golpeó el mundo. De 2015 a 2016, los científicos ciudadanos informaron 30 casos de una cinta púrpura en el cielo, con una estructura de valla de estacas verde debajo. Ahora llamado STEVE (Strong Thermal Emission Velocity Enhancement) este fenómeno aún es nuevo para los científicos, que están trabajando para comprender todos sus detalles.

   Lo que sí saben es que STEVE no es una aurora normal, algunos piensan que tal vez no sea una aurora en absoluto, y el nuevo hallazgo sobre la formación de rayas dentro de la estructura acerca a los científicos un paso más hacia la resolución del misterio.

   "A menudo, en física, construimos nuestra comprensión y luego probamos los casos extremos o probamos los casos en un entorno diferente", explica en un comunicado Elizabeth MacDonald, científica espacial del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland. "STEVE es diferente a la aurora habitual, pero está hecha de luz y es impulsada por el sistema auroral. Al encontrar estas pequeñas rayas, es posible que estemos aprendiendo algo fundamentalmente nuevo sobre cómo se puede producir la luz verde de las auroras".

   Estas "pequeñas rayas" son características extraordinariamente pequeñas en forma de puntos dentro de la 'valla verde' de STEVE. En un nuevo artículo para AGU Advances, los investigadores comparten sus últimos hallazgos sobre estos puntos.

DESENFOQUE DE LAS CÁMARAS

   Sugieren que las rayas podrían ser puntos de luz en movimiento, alargados en las imágenes debido al desenfoque de las cámaras. La punta de la raya en una imagen se alineará con el final de la cola en la siguiente imagen, contribuyendo a esta especulación de los científicos. Sin embargo, todavía quedan muchas preguntas por responder: determinar si la luz verde es un punto o, de hecho, una línea es una pista adicional para ayudar a los científicos a descubrir qué causa la luz verde.

   "No estoy completamente seguro de nada con respecto a este fenómeno todavía", dijo Joshua Semeter, profesor de la Universidad de Boston y primer autor del artículo. "Tiene otras secuencias en las que parece que hay una estructura en forma de tubo que persiste de una imagen a otra y no parece ajustarse a una fuente puntual en movimiento, por lo que todavía no estamos muy seguros de eso".

   STEVE en su conjunto es algo en lo que los científicos todavía están trabajando para etiquetar. Los científicos tienden a clasificar las características ópticas del cielo en dos categorías: resplandor de aire y aurora. Cuando el resplandor del aire ocurre por la noche, los átomos en la atmósfera se recombinan y liberan parte de su energía almacenada en forma de luz, creando franjas brillantes de color. Al estudiar los patrones del resplandor del aire, los científicos pueden aprender más sobre esa área de la atmósfera, la ionosfera.

   Para ser clasificada como una aurora, por otro lado, esa liberación de luz debe ser causada por un bombardeo de electrones. Estas características se forman de manera diferente, pero también se ven diferentes: el resplandor del aire puede ocurrir en la Tierra, mientras que las auroras se forman en un anillo amplio alrededor de los polos magnéticos de la Tierra.