Detectado un minúsculo disco de acreción en una estrella en formación

Chorro, disco y flujo de salida en el sistema protoestelar HH 211
ALMA (ESO/NAOJ/NRAO)/LEE ET AL
Actualizado 05/09/2018 17:36:53 CET

   MADRID, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El telescopio ALMA, en Chile, ha revelado un disco de acreción muy pequeño, de tanto solo unas 15 unidades astronómicas de envergadura, alrededor de una de las protoestrellas más jóvenes.

   Este descubrimiento refuerza una limitación en la teoría actual de la formación de los discos de acreción, al desarrollarse antes aún de lo pensado hasta ahora. Además, se ha detectado un flujo de salida rotatorio compacto, y un viento en el disco que arrastra el momento angular y así facilitar la formación del mismo.

   "ALMA es tan potente que puede resolver un disco de acreción con un radio tan pequeño como 15 unidades astronómicas (AU)", dice Chin-Fei Lee, del Instituto de Astronomía y Astrofísica de la Academia Sínica (ASIAA), couator del estudio, publicado en The Astrophysical Journal.

   "Dado que este disco es unas pocas veces más joven que el disco más joven previamente detectado, nuestro resultado ha proporcionado una restricción más fuerte en la teoría actual de la formación del disco. Nuestro resultado favorece un modelo donde el radio del disco crece linealmente con la masa protestelar y, por lo tanto, apoya el escenario de 'inicio temprano, crecimiento lento' frente al escenario de 'inicio lento, crecimiento rápido' para formación de discos de acreción alrededor de las protoestrellas".

   HH 211 es uno de los sistemas protestelares más jóvenes en Perseo a una distancia de aproximadamente 770 años luz. La protoestrella central tiene una edad de aproximadamente 10.000 años (que es aproximadamente 2 millonésimas de la edad de nuestro Sol) y una masa de menos de 0,05 de masa solar. Impulsa un potente chorro bipolar y, por lo tanto, debe acumular material de manera eficiente.

   La búsqueda previa a una resolución de aproximadamente 50 AU solo encontró una pista de un pequeño disco polvoriento cerca de la protoestrella. Ahora, con ALMA a una resolución de 7 AU, que es aproximadamente 7 veces más fina, el disco polvoriento en la longitud de onda submilimétrica no solo se ha detectado sino que también se ha resuelto espacialmente. Es un disco de acreción casi de borde que alimenta la protostar central y tiene un radio de aproximadamente 15 UA. El disco es grueso, lo que indica que los granos emisores de luz submilimétricos aún no se han asentado en el plano medio.

   A diferencia del disco más joven resuelto previamente, H212, que aparece como una "hamburguesa" grande, este nuevo disco de borde más joven aparece como un pequeño "moño". Por lo tanto, parece que un disco crecerá de un pequeño "moño" a una gran "hamburguesa" en una fase posterior. Además, se ha detectado un flujo de salida giratorio compacto, y un viento en el disco que arrastra el momento angular del disco y facilita así la formación del disco.

   Las observaciones abren una emocionante posibilidad de detectar y caracterizar directamente pequeños discos alrededor de las protoestrellas más jóvenes a través de imágenes de alta resolución con ALMA, que proporciona fuertes restricciones a las teorías de formación de discos y por lo tanto al proceso de alimentación en la formación de estrellas.