Hubble descubre miles de cúmulos estelares dispersos entre galaxias

Actualizado 29/11/2018 17:34:56 CET
Mosaico del inmenso cúmulo de galaxias de Coma
NASA, ESA, J. MACK (STSCI), AND J. MADRID (AUSTRAL

   MADRID, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El telescopio espacial Hubble ha permitido realizar un censo exhaustivo de 22.426 cúmulos estelares globulares dispersos entre galaxias a través de 300 millones de años luz.

   La encuesta, publicada en The Astrophysical Journal, permitirá a los astrónomos usar el campo del cúmulo globular para mapear la distribución de materia y materia oscura en el cúmulo de galaxias Coma, que contiene más de 1.000 galaxias aglomeradas.

   Debido a que los cúmulos globulares son mucho más pequeños que las galaxias enteras, y mucho más abundantes, son un mejor indicador de cómo la estructura del espacio está distorsionada por la gravedad del cúmulo de Coma. De hecho, el grupo Coma es uno de los primeros lugares donde se consideró que las anomalías gravitacionales observadas son indicativas de una gran cantidad de masa invisible en el universo, que luego se llamaría "materia oscura".

   Entre los primeros pobladores del universo, los cúmulos de estrellas globulares son islas con forma de globo de nieve de varios cientos de miles de estrellas antiguas. Son parte integral del nacimiento y crecimiento de una galaxia. Alrededor de 150 cúmulos globulares rodean nuestra galaxia Vía Láctea y, debido a que contienen las estrellas más antiguas del universo, estuvieron presentes en los primeros tiempos de formación de nuestra galaxia.

   Algunos de los cúmulos globulares de la Vía Láctea son visibles a simple vista como "estrellas" de apariencia borrosa. Pero a la distancia del cúmulo Coma, sus globulares aparecen como puntos de luz incluso para la visión súperaguda del Hubble. La encuesta encontró los cúmulos globulares dispersos en el espacio entre las galaxias.

   Han quedado huérfanos de su galaxia local debido a las casi colisiones de galaxias dentro del cúmulo atascado por el tráfico. Hubble reveló que algunos cúmulos globulares se alinean a lo largo de patrones en forma de puente. Esta es una evidencia reveladora de las interacciones entre galaxias en las que se juntan gravitacionalmente entre sí, como si fueran tirones.

   El astrónomo Juan Madrid, del Australian Telescope National Facility en Sydney, Australia, pensó por primera vez en la distribución de cúmulos globulares en Coma cuando examinaba imágenes del Hubble que muestran los cúmulos globulares que se extienden hasta el borde de cualquier fotografía de galaxias en el cúmulo de Coma.

   Esperaba recibir más datos de una de las encuestas heredadas del Hubble que fue diseñada para obtener datos de todo el cúmulo de Coma, llamada Coma Cluster Treasury Survey. Sin embargo, en la mitad del programa, en 2006, la potente Advanced Camera for Surveys (ACS) del Hubble tuvo un fallo en la electrónica. (La ACS fue reparada posteriormente por los astronautas durante una misión de mantenimiento del Hubble en 2009).

   Para llenar los vacíos de la encuesta, Madrid y su equipo extrajeron minuciosamente numerosas imágenes del Hubble del cúmulo de galaxias tomadas de diferentes programas de observación del Hubble. Estos se almacenan en el Archivo Mikulski para Telescopios Espaciales del Instituto de Ciencia del Telescopio Espacial en Baltimore, Maryland. Reunió un mosaico de la región central del grupo, trabajando con estudiantes del programa Experiencia de investigación para estudiantes universitarios de la National Science Foundation.

   El equipo desarrolló algoritmos para analizar las imágenes del mosaico de Coma que contienen al menos 100.000 fuentes potenciales. El programa usó el color de los cúmulos globulares (dominado por el brillo de las estrellas rojas envejecidas) y la forma esférica para eliminar objetos extraños, en su mayoría galaxias de fondo no asociadas con el cúmulo Coma.

   Aunque el Hubble tiene excelentes detectores con una sensibilidad y resolución incomparables, su principal inconveniente es que tienen pequeños campos de visión. "Uno de los aspectos interesantes de nuestra investigación es que muestra la asombrosa ciencia que será posible con el Telescopio de Inspección de Infrarrojos de Campo Amplio (WFIRST) planeado por la NASA, que tendrá un campo de visión mucho más amplio que el del Hubble", dijo Madrid. "Podremos obtener imágenes de grupos de galaxias enteras a la vez".

Contador