Se revela el origen de una misteriosa señal extragaláctica

Actualizado 05/03/2019 12:41:58 CET
Se revela el origen de una misteriosa señal extragaláctica
MARCOTE ET AL., 2019.

   MADRID, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Utilizando una red de radiotelescopios, astrónomos europeos han determinado que una extraña señal de radio transitoria extragaláctica tiene su origen en una gran explosión de rayos gamma 'huérfana'.

   El transitorio de radio FIRST J141918.9 es un sustancia extragaláctica que evoluciona lentamente, y su brillo ha disminuido gradualmente en los últimos años.

   El reciente estudio, publicado en arXiv, ha revelado que podría ser un resplandor después de una poderosa explosión de rayos gamma (GRB). Sin embargo, se encontró que los rayos gamma producidos eran indetectables en la Tierra, lo que explica el nombre que recibió el fenómeno cósmico: el primer GRB "huérfano".

   Mientras tanto, la emisión de radio de desvanecimiento de FIRST J1419 + 3940 también podría explicarse por una nebulosa recién nacida alimentada por un joven magnetar, caracterizado por un campo magnético extremadamente fuerte. Dado que dicho transitorio tiene propiedades y una galaxia anfitriona similares a las de la fuente de radio asociada con la primera ráfaga de radio rápida (FRB) repetida conocida, o FRB 12102, algunos astrónomos asumen que FIRST J1419 + 3940 es un magnetar comparativamente nuevo y de giro rápido.

   En este punto, los astrónomos se basaron en una red de telescopios de primera categoría, para decidir efectivamente cuál de las dos hipótesis es la más plausible: "Para distinguir entre estas hipótesis, realizamos observaciones de radio usando la red europea VLBI a 1,6 GHz para resolver la emisión espacial y para buscar ráfagas de radio de milisegundos", explican en el estudio los astrónomos, dirigidos por Benito Marcote del Instituto Conjunto para VLBI.

   El equipo de Marcote llegó a creer que FIRST J1419 + 3940 es una fuente de radio diminuta. Con una distancia de luminosidad de aproximadamente 283 millones de años luz, el tamaño de la fuente se estimó en aproximadamente 5,2 años luz. En un movimiento paralelo, las observaciones no detectaron ráfagas de origen astrofísico de milisegundos de duración de este objeto y confirmaron que la emisión de radio proveniente de ella no es térmica.

   Aunque el estatus de GRB de FIRST J1419 + 3940 se ha confirmado, los investigadores observaron que todavía podría potencialmente producir ráfagas de radio rápidas, y admiten que se requiere más observación.

Contador