Actualizado 02/03/2021 17:36 CET

Tres nuevos mundos que resisten en sistemas con gigantes rojas

Un planeta en un sistema con una estrella gigante roja en expansión
Un planeta en un sistema con una estrella gigante roja en expansión - ESO

   MADRID, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Tres nuevos mundos gaseosos extrasolares han sido descubiertos girando alrededor de estrellas gigantes rojas en expansión, que pueden llamarse hermanas mayores de nuestro Sol.

   El equipo del profesor Andrezj Niedzielski, astrónomo de la Universidad Nicolaus Copernicus en Torun (Polonia), ha estado trabajando en este tema durante años. Gracias a observaciones precisas del cielo, han logrado descubrir 26 estrellas alrededor de las cuales giran los planetas. Suelen ser sistemas planetarios mucho más antiguos que el nuestro. Sus soles son en su mayoría gigantes rojos. Una excepción es el sistema Solaris y Pirx, una estrella similar al Sol (aunque un poco menos masiva y más fría) y su planeta, descubierta en 2009.

   "La gigante roja es una estrella que ha quemado hidrógeno en su interior como resultado de reacciones nucleares y está reconstruyendo su estructura interna para encender reacciones nucleares de combustión de helio", explica en un comunicado el profesor Niedzielski. "Una estrella así se encoge en su parte central, donde la temperatura comienza a subir. Sus áreas externas se expanden significativamente y se enfrían. Inicialmente una estrella amarilla, como el Sol, se vuelve roja y enorme. De ahí el nombre de este tipo de estrellas. las estrellas pueden alcanzar un tamaño comparable al de la órbita de la Tierra".

   Los astrónomos observaron 122 estrellas. Realizaron sus observaciones utilizando el Telescopio Hobby-Eberly (HET) en el Observatorio McDonald, en Texas, y el Telescopio Nacional Italiano Galileo, que se encuentra en la isla canaria de La Palma. Lograron descubrir otros planetas extrasolares que orbitan alrededor de las estrellas que podrían llamarse las hermanas mayores de nuestro Sol.

   "Estas estrellas son gigantes rojas. Tienen masas exactamente iguales a las de nuestra estrella, pero son unos miles de millones de años más antiguas, mucho más grandes y más frías", explica el profesor Niedzielski. "Los planetas que hemos descubierto son gigantes gaseosos, sin superficies, similares a nuestro Júpiter. Orbitan demasiado cerca de sus estrellas para que las condiciones favorables para el origen de la vida ocurran en ellos o en sus proximidades".

   La estrella HD 4760 es un objeto de octava magnitud en la constelación de Piscis. Es 40 veces más grande y emite 850 veces más luz que el Sol, pero debido a su distancia (unos 1.781 años luz de distancia de nosotros) es invisible a simple vista, pero ya está al alcance de telescopios pequeños y de aficionados.

   "Un planeta unas 14 veces más masivo que Júpiter gira a su alrededor. Está en una órbita similar en tamaño a la de la Tierra alrededor del Sol, a una distancia de aproximadamente 1,1 unidades astronómicas. Un año en este planeta dura 434 días", dice Niedzielski.

   Las observaciones de la estrella que llevaron al descubrimiento del planeta tardaron 9 años. Se realizaron primero con el telescopio Hobby-Eberly y el espectrógrafo HRS, luego con el telescopio Galileo y el Harps-N.

   "Las observaciones fueron tan largas porque en el caso de la búsqueda de planetas cercanos a gigantes rojas es necesario estudiar varios períodos de rotación de la estrella, que pueden llegar a cientos de días", explica el astrónomo. "Los investigadores deben asegurarse de que se observe realmente un planeta y no un punto en la superficie de la estrella que pretende ser un planeta.

   Los astrónomos han descubierto recientemente un planeta que orbita alrededor del TYC 0434-04538-1, una estrella a unos 2.032 años luz de nosotros, en la constelación de Serpens. Aunque brilla casi 50 veces más intensamente que el Sol, también es invisible a simple vista. La razón es nuevamente la gran distancia: para ver este objeto de décima magnitud aparente, ya se necesita un pequeño telescopio. Esta estrella es diez veces más grande que el Sol y está rodeada por un planeta seis veces más masivo que Júpiter.

   "Curiosamente, este planeta orbita bastante cerca de su estrella, a una distancia de 0,66 unidades astronómicas. En nuestro Sistema Solar estaría ubicado entre las órbitas de Venus y la Tierra", explica el profesor Niedzielski. "Un año en este planeta gaseoso dura sólo 193 días. Las observaciones de esta estrella con ambos telescopios duraron 10 años. La tercera de las hermanas mayores del Sol, la HD 96992, está más cerca de nosotros, a 'sólo' 1.305 años luz de distancia. Es una estrella de novena magnitud en la Osa Mayor ".

   "Esta estrella, siete veces más grande y casi 30 veces más energética que el Sol, tiene un planeta con una masa apenas un poco mayor que la de Júpiter, en una órbita de 1,24 unidades astronómicas. Un año en este planeta dura 514 días", explica Niedzielski. Los astrónomos han observado esta estrella con el uso de dos telescopios durante más tiempo: 14 años.