Actualizado 21/03/2018 13:37 CET

Burbujas de aire para prevenir huracanes destructivos

Huracán Matthew sobre Haití
FLICKR

   MADRID, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Investigadores noruegos creen posible prevenir los huracanes antes de que toquen tierra y causen catástrofes, induciendo la formación de burbujas frías en la columa de agua debajo de estos fenómenos.

   Los huracanes tropicales se generan cuando colisionan masas de aire frío y cálido. Otro factor esencial es que la temperatura de la superficie del mar debe ser superior a 26,5 grados Celsius.

   "El cambio climático está causando que la temperatura de la superficie del mar aumente", dice Grim Eidnes, científico sénior de investigación de SINTEF Ocean. "El umbral de temperatura crítica en el que la evaporación es suficiente para promover el desarrollo de huracanes es de 26,5 ° Celsius. En el caso de los huracanes Harvey, Irma y María, que ocurrieron en el Golfo de México en el período de agosto a septiembre de 2017, se midieron temperaturas de superficie de 32 grados", dice.

   Entonces surge la gran pregunta. ¿Es posible enfriar la superficie del mar a menos de 26.5 ° C haciendo ascender el agua más fría desde lo más profundo de la columna de agua?

   Muchos han tratado de resolver este problema en el pasado. Se sugirió remolcar icebergs al Golfo de México desde el Ártico. Otros han propuesto sembrar nubes con sal marina para hacerlas más blancas, aumentando así su reflectividad y reduciendo así la temperatura de la superficie del mar. Se han hecho intentos para utilizar aeronaves para liberar hielo seco en las cercanías de huracanes con el objetivo de aumentar la precipitación como un medio para disipar energía.

   "Sin embargo, ninguna de estas ideas o sugerencias ha sido una gran historia de éxito", dice Eidnes en un comunicado.

   Los investigadores de SINTEF ahora intentan salvar vidas utilizando un método probado que se llama "cortina de burbujas".

   El método consiste en suministrar burbujas de aire comprimido desde una tubería perforada que se hunden en el agua, y que luego suben llevando consigo agua más fría desde lo más profundo del océano. En la superficie, el agua fría se mezcla con el agua superficial cálida y la enfría.

   SINTEF cree que el Estrecho de Yucatán será un campo de pruebas ideal para esta tecnología.

   "Nuestras investigaciones iniciales muestran que las tuberías deben estar ubicadas entre 100 y 150 metros de profundidad para extraer el agua lo suficientemente fría", dice Eidnes. "Al llevar esta agua a la superficie usando las cortinas de burbujas, la temperatura de la superficie caerá por debajo de 26.5 ° C, cortando así el suministro de energía del huracán", dice, antes de agregar que "este método nos permitirá simplemente evitar que los huracanes logren intensidades potencialmente mortales ".

   Noruega ha estado utilizando cortinas de burbujas durante muchos años, y los investigadores de SINTEF creen que también pueden usarse para prevenir huracanes.

   "Por ejemplo, los usamos para mantener nuestros fiordos libres de hielo", dice Eidnes. "Durante los inviernos noruegos, el agua de la superficie del mar es más fría que en la profundidad, por lo que al levantar aguas más cálidas a la superficie con cortinas de burbujas, podemos evitar que los fiordos se congelen", dice.