19 de febrero de 2020
 

Una burbuja cálida en el Océano Pacífico explica la sequía de California

Actualizado 10/04/2015 14:49:23 CET
Burbuja cálida en el Pacífico
Foto: NOAA

MADRID, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La anomalía climática que padece Estados Unidos se debe en parte a una persistente burbuja de agua caliente, entre 1 y 4 grados por encima de lo normal, ante la costa del Océano Pacífico. Es la conclusión de dos estudios de la Universidad de Washington que se van a publicar en Geophysical Research Letters.

   El único elemento común en el tiempo reciente en Estados Unidos ha sido la rareza. La costa oeste ha sido cálida y seca; la costa este ha sido fría y con nieve. Los peces están nadando en aguas nuevas, focas hambrientas son arrastradas a las playas de California.

   "En el otoño de 2013 y principios de 2014 empezamos a notar una masa grande, casi circular, de agua que simplemente no era tan fría como de costumbre, por lo que en la primavera de 2014 estaba más caliente de lo que nunca habíamos visto por esa época del año", dijo Nick Bond, un científico en la Universidad de Washington.

   Bond acuñó el término "la burbuja" en junio pasado en su boletín mensual como climatólogo del estado de Washington. Dijo que el gran parche de agua - 1.500 kilómetros en cada dirección y 300 metros de profundidad - había contribuido al benigno invierno de Washington en 2014 y podría indicar un verano más cálido.

   Diez meses más tarde, la mancha está todavía ahí, ahora aplastada contra la costa y se extiende a unos 1.500 kilómetros de la costa de México a través de Alaska, con agua cerca de 2 grados centígrados más caliente de lo normal. Bond dice que todos los modelos apuntan a que continúe hasta el final de este año.

   El nuevo estudio explora sus orígenes. Se considera que se relaciona con una cresta de alta presión persistente que causó un océano más tranquilo durante los últimos dos inviernos, por lo que menos calor se perdió en el aire frío de arriba. Las temperaturas más cálidas que vemos ahora no se deben a más calor, sino a menos refrigeración en invierno.

SU INFLUENCIA SE EXTIENDE AL INTERIOR

   Los autores examinan cómo la mancha está afectando a la vida marina en la costa oeste. Encuentran avistamientos de peces en lugares poco comunes, apoyando recientes informes de que los ecosistemas marinos de la costa oeste están sufriendo y la red alimentaria está siendo perturbada por el agua cálida, menos rica en nutrientes.

   La influencia de la mancha se extiende también hacia el interior. Cuando el aire pasa sobre el agua más caliente y llega a la costa  aporta más calor y menos nieve, lo que demuestra que causa las actuales condiciones de sequía en California, Oregon y Washington.
La bolsa es sólo un elemento de un patrón más amplio en el Océano Pacífico, cuya influencia alcanza mucho más allá.

   Un estudio en la misma revista de Dennis Hartmann, profesor de la Universidad de Washington ve una relación del Océano Pacífico con el frío invierno 2013-14 en el centro y este de Estados Unidos.
A pesar de todo lo dicho sobre el "vórtice polar", Hartmann argumenta que tenemos que mirar hacia el sur para entender por qué tanto aire frío se abatió sobre Chicago y Boston.

   Su estudio muestra un patrón de diez años en el Océano Pacífico tropical relacionado con los cambios en el Pacífico Norte, llamado el modo del Pacífico Norte, que envía ondas atmosféricas que serpentean a lo largo del mundo para llevar el aire caliente y seco a la costa oeste y aire húmedo muy frío a los estados del centro y del este.

Para leer más

Lo más leído

  1. 1

    Las señales FRB repetidas cada 16 días pueden tener origen artificial

  2. 2

    Nueva tecnología genera electricidad 'de la nada'

  3. 3

    Eugenia Martínez de Irujo: "Con Cayetano no tengo relación"

  4. 4

    Un dibujo de un mando de televisión con instrucciones, la idea de un joven para que su abuelo pueda ver el fútbol

  5. 5

    Este casco de la I Guerra Mundial protege mejor que diseños modernos