Huracanes pueden provocar actividad sísmica océanica como un terremoto

Actualizado 17/10/2019 12:18:23 CET
Huracán Leslie
Huracán Leslie - AEMET - Archivo

   MADRID, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Investigadores han descubierto un nuevo fenómeno geofísico en el que huracanes o tormentas fuertes pueden producir vibraciones en el fondo del océano tan fuerte como un terremoto de magnitud 3.5.

   "Durante una temporada de tormentas, los huracanes o los nor'easter (ciclón extratropical) transfieren energía al océano como fuertes olas oceánicas, y las olas interactúan con la tierra sólida produciendo una intensa actividad de fuente sísmica", explica Wenyuan Fan, profesor asistente de Ciencias de la Tierra, el Océano y la Atmósfera en la Universidad Estatal de Florida y autor principal de un nuevo estudio que detalla los hallazgos en la revista 'Geophysical Research Letters'.

   Fan y sus colegas analizaron casi una década de registros sísmicos y oceanográficos desde septiembre de 2006 hasta febrero de 2019 y encontraron una conexión entre tormentas fuertes y actividad sísmica intensa (vibraciones en la corteza terrestre) cerca del borde de las plataformas continentales o los bancos oceánicos.

   Específicamente, encontraron evidencia de más de 10.000 terremotos ocurridos entre 2006 y 2019 en alta mar de Nueva Inglaterra, Florida y el Golfo de México, en Estados Unidos, así como en alta mar de Nueva Escocia, Terranova y Columbia Británica, en Canadá.

   "Podemos tener fuentes sísmicas en el océano al igual que los terremotos dentro de la corteza --señala Fan en un comunicado--. La parte emocionante es que las fuentes sísmicas causadas por los huracanes pueden durar de horas a días".

   En el nuevo estudio, Fan y sus colegas desarrollaron un nuevo método para detectar y localizar eventos sísmicos y determinar si tales eventos son terremotos. Descubrieron que el Huracán Bill de 2009, que tocó tierra en Terranova el 22 de agosto, produjo numerosos terremotos en las costas de Nueva Inglaterra y Nueva Escocia.

   Del mismo modo, el huracán Ike en 2008 provocó una actividad de tormenta en el Golfo de México, y el huracán Irene en 2011 hizo lo mismo cerca de Little Bahama Bank en la costa de Florida.

   No todos los huracanes causan terremotos, pero cuando lo hacen, los terremotos parecen concentrarse en ciertos puntos críticos, según los autores del estudio. No obstante, no detectaron evidencia de terremotos en la costa de México o en la costa este de Estados Unidos desde Nueva Jersey a Georgia.

   Incluso el huracán Sandy, una de las tormentas más costosas registradas en los Estados Unidos, no provocó terremotos, según los investigadores. Esto sugiere que los terremotos están fuertemente influenciados por las características oceanográficas locales y la topografía del fondo marino, según comenta Fan.

Para leer más