Actualizado 27/10/2014 18:03:54 +00:00 CET

La NASA investigará el estrés hídrico de las plantas desde el espacio

Cultivo
Foto: WIKIMEDIA COMMONS

MADRID, 27 Oct. (@CIENCIAPLUS) -

   Un nuevo instrumento basado en el espacio para el estudio de la eficacia con que las plantas utilizan el agua se desarrolla en el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA.

   El instrumento, llamado ECOsystem Spaceborne Thermal Radiometer Experiment on Space Station (ECOSTRESS), controlará uno de los procesos más básicos en las plantas: la pérdida de agua a través de los pequeños poros en las hojas.

   Cuando las personas pierden agua a través de sus poros, el proceso se denomina sudoración. El proceso correspondiente en plantas se conoce como la transpiración. Dado que el agua que se evapora de suelo alrededor de las plantas también afecta a la cantidad de agua que las plantas pueden usar, ECOSTRESS medirá la evaporación y la transpiración combinadas, proceso conocido como evapotranspiración.

   El instrumento ECOSTRESS es un radiómetro infrarrojo térmico de alta resolución, que funciona como un termómetro gigante desde el espacio para medir la temperatura de las plantas y la cantidad de calor que irradia de la superficie de la Tierra. "Si encontramos que una planta está demasiado caliente, eso es porque no está recibiendo suficiente agua para enfriarse", dijo Josh Fisher, un científico responsable de ECOSTRESS.

   Instrumentos de los satélites existentes que monitorean la evapotranspiración o bien ofrecen una alta resolución espacial pero baja frecuencia de tiempo (un par de mediciones al mes), o de alta frecuencia y tiempo de resolución espacial grande (500 metros cuadrados). Los científicos, los agricultores y los gestores del agua necesitan tanto de alta resolución como alta frecuencia. ECOSTRESS ofrecerá un ciclo de repetición cada cuatro días y una resolución espacial de 38 metros por 57 metros, lo suficientemente alto para ver la mayoría de las granjas y las pequeñas diferencias dentro de los ecosistemas.

   Mediante la combinación de mediciones del instrumento con otros datos de los ecosistemas, los científicos serán capaces de calcular la eficiencia con que las plantas utilizan el agua para procesar el dióxido de carbono e identificar las plantas que puedan ser más resistentes durante las sequías. La misión se centrará en las regiones donde los modelos no están de acuerdo acerca de la eficiencia del uso del agua, y los datos ECOSTRESS serán utilizado para mejorar esos modelos.

   La Estación Espacial Internacional ofrece un punto de vista particularmente beneficioso no disponible con regularidad (en órbita polar sincronizada con el Sol) entre los satélites tradicionales de vuelo libre, que vuelan en el mismo punto de la Tierra al mismo tiempo en cada pasada. La órbita de la estación se desplaza de manera que vuela por encima de cualquier punto dado en la Tierra en diferentes momentos.

   Al ver imágenes de ECOSTRESS de un lugar determinado en el transcurso de días a semanas, los científicos serán capaces de ver cómo la evapotranspiración varía en esa ubicación durante todo el día.

   Programado para completarse en 2017 y ponerse en marcha entre 2017 y 2019, ECOSTRESS es uno de los dos instrumentos seleccionados en julio para la serie de misiones Tierra-Venture de la NASA.

Para leer más