Vano tercer año de mínimo crecimiento en las emisiones de CO2

Actualizado 14/11/2016 19:19:49 CET

   MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Las emisiones mundiales de carbono por la quema de combustibles fósiles no crecieron en 2015 y se prevé que aumenten sólo ligeramente en 2016, marcando tres años de casi ningún crecimiento.

   Es la conclusión de investigadores de la Universidad de East Anglia (UEA) y Global Carbon Project. La disminución del uso del carbón en China se considera el principal motivo de esta evolución positiva.

   El aumento proyectado de sólo el 0,2% para el año 2016 marca una clara ruptura con el rápido crecimiento de las emisiones del 2,3% anual en la década hasta 2013, con sólo un 0,7% de crecimiento visto en 2014.

   Los nuevos datos se publican en la revista Earth System Science Data. Se observa que el crecimiento de las emisiones permaneció por debajo del 1% a pesar de que el crecimiento del PIB superó el 3%.

   La disminución del uso del carbón en China es la principal razón detrás de la desaceleración de tres años.

NO ES SUFICIENTE

   Corinne Le Quéré, directora del Centro Tyndall de la UEA, quien dirigió el análisis de datos, dijo en un comunicado: "Este tercer año de casi ningún crecimiento en las emisiones no tiene precedentes en un momento de fuerte crecimiento económico. No es suficiente. Las emisiones mundiales ahora tienen que disminuir rápidamente, no sólo dejar de crecer. "

   China, el mayor emisor de CO2 con un 29 por ciento, registró una reducción de las emisiones del 0,7 por ciento en 2015, en comparación con un crecimiento superior al 5 por ciento anual en la década anterior. Se prevé una nueva reducción del 0,5 por ciento para 2016, aunque con grandes incertidumbres.

   Estados Unidos, el segundo mayor emisor de CO2 con un 15 por ciento, también redujo su consumo de carbón, al tiempo que aumentó su consumo de petróleo y gas y vio disminuir las emisiones un 2,6 por ciento el año pasado. Se prevé que las emisiones de los Estados Unidos disminuirán un 1,7 por ciento en 2016.

   Los 28 Estados miembros de la UE son el tercer mayor emisor, con el 10% de las emisiones. Las emisiones de CO2 de la UE subieron un 1,4 por ciento en 2015, en contraste con las disminuciones a largo plazo. India aportó el 6,3 por ciento de todas las emisiones globales de CO2, con sus emisiones aumentando un 5,2 por ciento en 2015, continuando un período de fuerte crecimiento.

   Aunque la brecha en las emisiones se vincula con las promesas de los países de reducir las emisiones hasta 2030, no alcanza las reducciones necesarias para limitar el cambio climático muy por debajo de los 2 grados Celsius.

   La profesora Le Quéré dijo: "Si los negociadores del clima en Marrakech pueden crear impulso para nuevos recortes en las emisiones, podríamos estar comenzando seriamente a abordar el cambio climático".

   El análisis del Balance Global de Carbono también muestra que, a pesar de la falta de crecimiento de las emisiones, el crecimiento de la concentración atmosférica de CO2 fue un récord en 2015 y podría volver a registrarse en 2016 debido a los débiles sumideros de carbono.

   "Parte de las emisiones de CO2 son absorbidas por el océano y por los árboles, con temperaturas en alza en 2015 y 2016, menos CO2 fue absorbido por los árboles debido a las condiciones calurosas y secas relacionadas con el fenómeno El Niño. Los niveles han superado las 400 partes por millón (ppm) y seguirán aumentando y harán que el planeta se caliente hasta que las emisiones se reduzcan a casi cero".