Actualizado 08/02/2007 20:00 CET

Baleares y Galicia advierten de un posible desabastecimiento en las farmacias ante la nueva Ley del medicamento

PALMA DE MALLORCA, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Empresarial de Farmacéuticos de Baleares (AEFB) advirtió hoy de un posible desabastecimiento de medicamentos en las farmacias de las islas debido al impacto que provocará la aplicación de la nueva Ley del Medicamento sobre precios de referencia, que se pondrá en marcha a partir del 1 de marzo, lo que podría repercutir en "un deterioro en la atención al paciente".

Así lo manifestó el presidente de AEFB, Guillermo Torres, que compareció hoy en rueda de prensa junto al responsable de comunicación de Ratiopharm España, Alberto Sáez, y la directora general del Farmacia de la Conselleria de Salud y Consumo, Francisca Gili, para explicar el alcance de la Orden ministerial de control del gasto sanitario que afecta a 5.000 medicamentos disponibles en este momento en el mercado.

Torres explicó que el problema de desabastecimiento se producirá "por el escaso margen de tiempo que se contempla para que las oficinas de farmacia puedan adecuar los stocks a los nuevos precios de los medicamentos afectados por la medida", puesto que, según dijo, "todavía no disponen del precio rebajado de algunos de estos productos.

Además de esto, Torres alertó del "perjuicio económico" que tendrá en las 400 farmacias del archipiélago al incidir en un impacto bruto de ventas de 40.000 euros de media y de 11.000 euros de beneficio bruto cada una, "afectando especialmente a las que están situadas en los pueblos de las Islas puesto que tardarán más tiempo en reponer sus productos". "La medida va a suponer un crecimiento en negativo en ventas y en beneficios" argumentó.

Ante esta situación, la responsable de Farmacia del Ejecutivo balear, que consideró la medida de "poco oportuna", quiso lanzar un mensaje de tranquilidad a la ciudadanía al asegurar que la administración autonómica está estudiando medidas para mitigar los efectos que provocará la aplicación de los nuevos precios de referencia de los medicamentos.

Por su parte, el representante de Ratiopharm, que es el laboratorio líder en medicamentos genéricos, destacó que se trata de una norma "injusta" puesto que supondrá una reducción de las ventas del 20 por ciento en los medicamentos genéricos, mientras que únicamente se verán afectados un 5 por ciento de los productos de marcas". Esto provocará, añadió, que 714 sufrirán una reducción de sus precios de más del 30 por ciento, de los que más de un centenar bajarán sus precios entre un 50 y un 70 por ciento.

ALERTA EN GALICIA

Asimismo el presidente de la Federación de Farmacias de Galicia (FEFGA), Fernando Guerreiro, manifestó podrían verse "desabastecidos" ante la entrada en vigor de la nueva orden que regula los precios de referencia de los medicamentos.

Así, advirtió de la posibilidad de que la nueva orden genere problemas a los usuarios "cuando se les diga que no se les puede dar un medicamento al que están acostumbrados porque no entra en los criterios que fija la Administración", indicó en referencia a los medicamentos a los que hace referencia la nueva legislación.

La orden ministerial afecta a casi el 50 por ciento de todos los medicamentos disponibles. Un total de 714 productos sufrirán una reducción de sus precios en más de un 30 por ciento, de los cuales 122 bajarán sus precios entre un 50 y un 80 por ciento.

IMPACTO ECONÓMICO

El presidente de FEFGA indicó que el impacto económico para el sector será de 875,4 millones de euros en España y unos 64,3 millones en Galicia, mientras que precisó que para los consumidores "supondrá el ahorro de un euro por habitante y año".

Por otra parte, recordó que la Ley del Medicamento no obliga a los laboratorios a fijar en el precio en el envase y que serán los farmacéuticos los que especificarán el mismo en el ticket que le den al comprador.

Según la FEFGA, en Galicia el consumo de genéricos fue el año pasado de 22,5 millones de euros, lo que supuso un ahorro de 9,6 millones de euros. Estas cifras demuestran, para el sector, que la contención del gasto pasa por "apoyar y fomentar" este tipo de medicamento.