Actualizado 20/01/2006 12:30:31 +00:00 CET

Un estudio indica que los antivirales no son eficaces para controlar enfermedades similares a la gripe aviar

MADRID, 20 Ene. (EUROPA PRESS) -

Un estudio del 'Cochrane Vaccines Field' indica que los antivirales actuales no son eficaces para controlar enfermedades similares a la gripe como la variante aviar. Las conclusiones del estudio, que analiza los fármacos amantadina, rimantadina, zanamivir y oseltamivir, se publican en la revista 'The Lancet'.

Según los científicos, la amantadina y la rimantadina, los medicamentos antivirales más comunes, no deberían ser utilizados para el control de la gripe estacional o pandémica debido a que son ineficaces y pueden causar efectos secundarios adversos.

Los investigadores afirman que los otros dos antivirales, el zanamivir y el oseltamivir, no deberían ser utilizados tampoco de forma rutinaria para controlar la gripe estacional y deben sólo ser empleados en situaciones graves de epidemia o pandemia junto con otras medidas de salud pública. Los investigadores no descubrieron tampoco evidencia de que el zanamivir y el oseltamivir fueran eficaces contra la gripe aviar.

La noticia sigue a las recientes recomendaciones provisionales de los Centros de Control de la Enfermedad (CDC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos de que ni la amantadina ni la rimantadina deberían ser utilizadas para el tratamiento o prevención de la gripe A en este país durante el resto de la gripe estacional 2005-2006 debido a la creciente resistencia a estos fármacos. Los CDC en vez de ello recomiendan el uso de zanamivir u oseltamivir para el tratamiento o prevención.

Los científicos combinaron datos de 50 ensayos sobre dos clases de fármacos, los inhibidores de los canales iónicos M2, la amantadina y la rimantadina, y los nuevos inhibidores de la neuraminidasa zanamivir y oseltamivir. Descubrieron que mientras que ambas clases de antivirales evitaban o aliviaban los síntomas de la gripe no evitaban la infección.

Los resultados del estudio también muestran que ninguna clase de antivirales podía tratar con eficacia las enfermedades similares a la gripe. La gripe está causada por los virus de la gripe A y B, mientras que las enfermedades similares están causadas por decenas de virus diferentes, no todos de la gripe. En la práctica, las enfermedades similares a la gripe es a lo que se refieren los especialistas antes de evaluar los tipos específicos de gripe.

Otro descubrimiento de los científicos fue que los inhibidores de la neuraminidasa no detuvieron la diseminación de los virus a través de la nariz, un importante mecanismo de extensión de la gripe, pero disminuyeron su efecto. Los bloqueadores de canales iónicos M2 no tienen efecto sobre la diseminación viral. Los investigadores también señalan que el uso de la amantadina condujo rápidamente a la aparición de cadenas virales resistentes y que tanto la amantadina como la rimantadina provocaron efectos secundarios desagradables como por ejemplo alucinaciones.

Tom Jefferson, autor principal del estudio, afirma que el uso de amantadina y rimantadina no debería ser recomendado. Según el científico, debido a su baja eficacia, los inhibidores de la neuraminidasa no deben utilizarse en el control de la gripe estacional y deben sólo ser empleados en situaciones graves de epidemia o pandemia junto con otras medidas de salud pública tales como el uso de mascarillas, guantes, cuarentena y limpieza de las manos.

Lo más leído

  1. 1

    La importancia de los arándanos para los músculos

  2. 2

    Muere un motociclista de 27 años en un choque con un turismo en Dumbría (A Coruña)

  3. 3

    Star Wars: El otro nieto del Emperador Palpatine

  4. 4

    Abascal augura un otoño 'caliente': "Si los españoles quieren, el Gobierno puede caer muy pronto"

  5. 5

    Muere uno de los dos heridos en el accidente del hidroavión de Lobios (Ourense), un vecino de Portugal de 65 años