Actualizado 11/01/2011 19:36

El Hubble escudriña una misteriosa mancha de gas junto a una galaxia en espiral

galaxia
NASA, ESA, W. QUILLA

MADRID, 11 Ene. (EUROPA PRESS) -

Uno de los objetos más extraños visto en el espacio visto está siendo examinado por la penetrante visión del telescopio espacial Hubble de la NASA. Una mancha misteriosa y brillante de gas verde está flotando en el espacio cerca de una galaxia espiral.

Hubble descubrió delicados filamentos de gas y una bolsa de cúmulos de estrellas jóvenes en el gigante objeto, que es el tamaño de nuestra galaxia, la Vía Láctea. Las revelaciones del Hubble son los últimos hallazgos en una investigación en curso del bautizado como Voorwerp de Hanny (Objeto de Hanny en holandés), en reconocimiento a Hanny van Arkel, el profesor holandés que descubrió la estructura fantasmal en 2007 durante su participación en el proyecto online Galaxy Zoo.

Galaxy Zoo recluta aficionados para ayudar a clasificar más de un millón de galaxias catalogadas en el Sloan Digital Sky Survey. El proyecto se ha ampliado para incluir el catálogo del Hubble, en el que se demanda ayuda de aficionados para escudriñar decenas de miles de galaxias en las imágenes profundas del telescopio espacial.

En la aproximación más afinada al 'Voorwerp de Hanny', las cámaras del Hubble han descubierto el nacimiento de estrellas en una región del objeto verde que da a la galaxia espiral IC 2497, situada a unos 650 millones de años luz de la Tierra. Las observaciones de radio han demostrado una salida de gases derivados del núcleo de la galaxia. Las nuevas imágenes del Hubble revelan que el gas de la galaxia está interactuando con una pequeña región del Voorwerp de Hanny, que se está derrumbando y formando estrellas. Las estrellas más jóvenes solo tienen un par de millones de años.

"Los cúmulos estelares están localizados, confinados a un área que es de unos pocos miles de años luz de diámetro", explica el astrónomo William Keel de la Universidad de Alabama en Tuscaloosa, que dirigió el estudio. "La región puede haber estado produciendo estrellas durante varios millones de años. Son tan débiles que previamente se perdieron en la luz brillante del gas que lo rodea."

Observaciones recientes de rayos X han revelado por qué el Voorwerp de Hanny llamó la atención de los astrónomos. El núcleo de la galaxia produjo un cuásar, un faro de luz de gran alcance propulsado por un agujero negro. El quásar disparó un amplio haz de luz en dirección al Voorwerp de Hanny, iluminando la nube de gas y convirtiéndola en una rareza espacial. Su color verde claro se produce a partir del oxígeno resplandeciente.

"Acabamos de perder la captura del quásar, porque se apagó hace no más de 200.000 años, así que lo que estamos viendo es el resplandor del cuásar", dice Keel. "Esto implica que puede apagarse y encenderse, lo que es típico de los quásares, pero nunca habíamos visto que un cambio dramático suceda tan rápidamente", añadió.