Actualizado 18/02/2011 20:02 CET

IBEX capta imáganes de la lámina de plasma magnetosférica

lámina de plasma
SOUTHWEST RESEARCH INSTITUTE/IBEX SCIENCE TEAM

MADRID, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

Cerca del planeta, el campo magnético de la Tierra envuelve toda la esfera como una red gigante, que se curva hasta tocar la superficie en los polos. Pero esto no es cierto si se ve desde lejos. A medida que se llega a las grandes alturas donde los satélites hacen de ventanas, ese campo magnético ya no es tan simple. Asi, la gran región delimitada por el campo magnético de la Tierra, conocida como magnetosfera, se parece a una medusa, con su lámpara redonda de cara al sol y una larga cola que se extiende lejos del sol.

En el centro de la cola magnética se encuentra la lámina de plasma. Aquí, pueden suceder cosas extrañas. Las líneas de campo magnético se separan y vuelven a juntar, creando explosiones en las que se producen liberaciones de energía. Fragmentos desprendidos de la cola llamados "plasmoides" son expulsados al espacio a millones de kilómetros por hora. Mientras, legiones de partículas cargadas fluyen hacia la Tierra.

Tales fenómenos meteorológicos espaciales provocan auroras y, cuando son muy fuertes, pueden producir eventos de radiación que podrían causar daños a los satélites. Pero hasta ahora nadie ha sido capaz de tomar fotografías de estos procesos fascinantes en la lámina de plasma.

"La cola magnética de la Tierra y sus partículas cargadas son invisibles para las cámaras convencionales que detectan la luz," dice Jim Slavin, un investigador magnético director de la División de Heliofísica del Goddard Space Flight Center de la NASA. "Los eventos que están pasando allí sólo se han inferido sobre la base de otros tipos de medidas".

Ahora, cámaras especiales a bordo del satélite Explorador del Límite Interestelar (IBEX), han logrado captar las primeras instantáneas de este complejo ambiente espacial. En lugar de grabar la luz, estas dos cámaras grandes de un solo píxel detectan átomos neutros energéticos. Tales átomos se mueven rápidamente y se forman cuando los átomos en los confines de la atmósfera de la Tierra chocan con las partículas cargadas y son enviadas en una dirección nueva. Llamada imáganes por Energética de Átomo Neutro (ENA), la técnica ha permitido capturar imágenes sin precedentes de la lámina de plasma.

"La imagen por sí sola es notable y representa un gran papel en sí misma porque es la primera vez que hemos reflejado estas importantes regiones de la magnetosfera", dice el doctor David McComas, investigador principal de la misión IBEX y vicepresidente asistente de la División de Ciencia e Ingeniería en el Instituto de Investigación del Suroeste en San Antonio, Texas. Los resultados se han publicado en la revista Journal of Geophysical Research.

Pero cuando miraron de cerca, el grupo se dio cuenta de que no sólo tenían una foto de una lámina de plasma en reposo. Las imágenes muestran cómo un trozo de la lámina de plasma es arrancado y se expulsa por la cola. Creen que han capturado un plasmoide en el momento en que se estaba formando. Si están en lo correcto, esta sería la primera vez que ha sido visto como un evento directamente.

En la imagen, las líneas blancas muestran un modelo donde las líneas de campo magnético se disponen en el ambiente magnético de la Tierra. Los colores rojos brillantes muestran la parte más densa de la lámina de plasma detectada por IBEX.