Las misiones a Marte ya pueden contar con comunicaciones permanentes

Actualizado 16/10/2009 20:13:30 CET
ESA

MADRID, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

La comunicación directa entre la Tierra y Marte se complica e incluso bloquea por la interposición del Sol entre ambos planetas durante semanas cada cierto tiempo, un fenómeno que imposibilita por sí solo cualquier misión humana al planeta rojo en el futuro. Sin embargo, un ingeniero de la ESA puede haber encontrado la solución, recurriendo al uso

de un nuevo tipo de órbita para los satélites de comunicaciones alrededor de Marte combinada con la acción de motores de propulsión iónica en estos satélites.

Junto a investigadores británicos, este ingeniero estudió una posible solución al problema que afecta a las futuras misiones tripuladas a Marte: cómo asegurar comunicaciones por radio incluso cuando Marte y la Tierra estén en puntos opuestos con el Sol en medio, momento en el que queda bloqueada cualquier comunicación entre los astronautas y el control de la misión en Tierra.

Este alineamiento natural, conocido como conjunción, ocurre aproximadamente cada 780 días, y dificulta seriamente e incluso bloquea la posibilidad de transmisión de señales de voz, datos y vídeo, como ya ocurre con las naves no tripuladas enviadas al planeta rojo.

La solución que plantean se basa en el uso futuro de dos satélites de comunicaciones en torno a Marte, girando en una órbita muy especial en torno al planeta, no basada en las leyes naturales. Ese tipo de órbita sólo podría ser utilizada recurriendo a las emergentes técnicas de propulsión iónica, con motores que deberían equipar dichos satélites para corregir los desfases motivados por la gravedad marciana.

Los propulsores iónicos, alimentados por electricidad solar y que utilizan pequeñas cantidades de xenon como propelente, mantendrían siempre a los satélites en esa órbita especial que escapa a la conjunción con el Sol y garantizaría en todo momento una conexión indirecta de comunicaciones entre la Tierra y Marte.