Muere Lotfi A. Zadeh, creador de la lógica difusa

Lotfi A. Zadeh, creador de la lógica difusa
FUNDACIÓN BBVA
Actualizado 07/09/2017 18:10:21 CET

   MADRID, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El científico Lotfi A. Zadeh, creador de la llamada lógica difusa, ha fallecido a los 97 años de edad, en Berkeley (Estados Unidos), este 6 de septiembre.

   La lógica difusa es una técnica que ha hecho posible que los ordenadores, y las máquinas en general, entiendan instrucciones imprecisas como 'frena suavemente' o 'refrigera hasta que el aire esté fresco', expresiones que las personas emplean de manera natural pero que son incomprensibles para los programas de ordenador convencionales.

   Zadeh (Azerbaiyán, 1921) describió por primera vez en 1965 los "conjuntos difusos" en una publicación que se convertiría en una de las más citadas del siglo XX, con más de 35.000 menciones. A partir de este trabajo pionero se desarrolló la lógica difusa, un concepto que no solo abrió un nuevo campo de investigación, sino que ha dado lugar a toda una generación de dispositivos tecnológicos que operan de manera más eficiente.

   El cambio de concepto era tan brusco que Zadeh tuvo que enfrentarse al escepticismo de muchos de sus colegas. Sin embargo, la industria recibió de forma entusiasta la lógica difusa. Presente en decenas de miles de patentes en todo el mundo, el control difuso es hoy un componente esencial de una amplia gama de productos de consumo, desde cámaras de vídeo y lavadoras hasta instrumentos médicos, así como en sistemas tan complejos como trenes automáticos, plantas de tratamiento de residuos y el control inteligente de motores de coche.

MÁS DE 50.000 PATENTES

   En los últimos 50 años, la lógica difusa ha generado más de 50.000 patentes sólo en Japón y Estados Unidos. Además, también ha tenido consecuencias para los procesos industriales al simplificar el diseño, logrando productos más eficientes, más fáciles de utilizar y más flexibles a los cambios, a la vez que ha reducido los costes de producción.

   Una de las primeras y más significativas aplicaciones de su contribución ha sido el metro automático de la ciudad japonesa de Sendai. Al incorporar la lógica difusa, la aceleración y la fuerza de las frenadas del metro se hicieron más graduales, lo que a su vez se tradujo en un menor consumo de electricidad y en más comodidad para los usuarios.

   Zadeh colaboró muy activamente con la comunidad científica española. En 2012, recibió el Premio Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento en la categoría de Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), en la que la entidad reconoció su invención, que permitió "crear un lenguaje cada vez más natural y humano para comunicarnos con las máquinas", explicó por entonces el jurado. El acto de entrega de este galardón fue la última de sus muchas visitas a España.

   Autor de 245 'papers', sus investigaciones han sido citadas en más de 90.000 ocasiones --según Google Scholar-- y la influencia del campo que ha creado se aprecia en el número de 'papers' que llevan el término 'difuso' en el título: 253.000. Zadeh ocupó cargos editoriales en 75 revistas especializadas y aunque los conjuntos y la lógica difusa han dado lugar a decenas de miles de patentes, él no era titular de ninguna de ellas.