Los murciélagos se lanzan interferencias para proteger su comida

Actualizado 07/11/2014 14:19:40 CET

MADRID, 7 Nov. (@CIENCIAPLUS) -

   Los murciélagos utilizan la ecolocalización o sonar biológico para encontrar y rastrear los insectos de los que se alimenta en completa oscuridad.

   Cuando un murciélago mexicano de cola libre oye a un competidor, hace una llamada de interferencia específica para evitar que le quite la comida. Los murciélagos a menudo se hacen interferencias entre sí hasta que uno de ellos se da por vencido.

   Así lo ha descubierto una investigación fue realizada por Aaron Corcoran, de la Universidad de Maryland, y William Conner, profesor de Biología en la Universidad de Wake Forest. Los resultados se publican en Science.

   "Este es el primer estudio que muestra que los murciélagos activamente se intefieren la ecolocalización entre sí, y aumenta a tres el número de funciones conocidas del sonido que emiten los murciélagos: la ecolocalización, la comunicación, y la interferencia acústica", dijo Corcoran.

   Para demostrar que era una interferencia, los biólogos tuvieron que descartar otras posibles funciones de la llamada: por ejemplo, que los murciélagos simplemente se comunican entre sí.

GUERRA DE INTERFERENCIAS

   Los biólogos registraron las competiciones entre murciélagos con cámaras muy sensibles y una gama especializada de micrófonos ultrasónicos que les permitieron reconstruir las trayectorias de vuelo de los murciélagos a partir de los sonidos emitidos. Los investigadores vieron que los murciélagos casi siempre pierden sus presas cuando otro murciélago les interfiere.

   En un segundo experimento, los investigadores atrajeron murciélagos silvestres para tratar de capturar polillas suspendidos de un hilo de pescar ultra-delgado mientras activaban diferentes sonidos ultrasónicos con un altavoz. La llamada de interferencia sólo hizo que los murciélagos perdiesen la presa cuando se activó precisamente el momento y la frecuencia correcta.

   La interferencia del sonar sólo se ha observado en los murciélagos mexicanos de cola libre, dijo Conner. "No se sabe si otras especies de murciélagos - u otros animales con ecolocaclización como los delfines - están empleando la misma táctica."

   "Esta investigación cambia nuestra comprensión de las posibles formas en que animales compiten entre sí por la comida, que es una de las necesidades biológicas más básicas", concluyó Corcoran.