Actualizado 11/04/2011 15:17 CET

La NASA descubre un asteroide con órbita de herradura

asteroide
NASA

MADRID, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un asteroide recientemente descubierto por el telescopio infrarrojo WISE de la NASA se ha convertido en un bicho raro. La mayoría de los asteroides cercanos a la Tierra presentan forma de huevo, con órbitas excéntricas que se mueven de forma directa a través del sistema solar interior. El nuevo objeto, denominado 2010 SO16, es diferente. Su órbita es casi circular, de tal manera que no puede acercarse a cualquier otro planeta del sistema solar, excepto a la Tierra.

Sin embargo, aunque el asteroide gira alrededor del Sol como la Tierra, nunca llega tan cerca como para ser una amenaza.

"Se mantiene bien lejos de la Tierra", dijo Apostolos Christou, quien, junto con David Asher, del Observatorio Armagh en Irlanda del Norte, analizó la órbita del cuerpo después de haber sido descubierto en las imágenes infrarrojas tomadas por WISE. "Así, de hecho, probablemente ha estado en esta órbita varios cientos de miles de años, pero nunca se ha acercado a nuestro planeta a distancias inferiores a 50 veces la distancia a la luna."

Este asteroide es uno de los pocos que traza una forma de herradura con respecto a la Tierra. A medida que el asteroide se acerca a la Tierra, la gravedad del planeta hace que el objeto cambie de nuevo a una órbita más grande que tarda más en girar alrededor del Sol que la Tierra. De forma alternativa, a medida que la Tierra alcanza el asteroide, la gravedad del planeta hace que caiga en una órbita más cercana a nuestra estrella, con menos tiempo para girar alrededor del Sol que la Tierra. Por tanto, el asteroide nunca rebasa por completo nuestro planeta. Este efecto tirachinas resulta en un recorrido en forma de herradura, visto desde la Tierra, en el que 2.010 SO16 tarda 175 años en llegar de un extremo de la herradura a la otra.

"El origen de este objeto podría ser muy interesante", dijo Amy Mainzer del Jet Propulsion Laboratory de la NASA, en Pasadena, California, investigador principal del NEOWISE, área del proyecto dedicada a la caza de cometas y asteroides.

NEOWISE terminó un barrido completo del sistema solar a principios de febrero de este año. Los datos sobre las órbitas de los asteroides y cometas detectados por el proyecto, incluidos los objetos cercanos a la Tierra, están catalogados en el Centro de de Planetas Menores financiado por la NASA Unión Astronómica Internacional del Planeta, en el Observatorio Astrofísico Smithsoniano en Cambridge, Massachusetts.