Actualizado 12/01/2011 20:16

Una nueva cámara CSI permite ver lo invisible

William Petersen da vida a Gill Grissom en CSI Las Vegas
CBS

MADRID, 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

Tomar una imagen de lo que hay al otro lado de una ventana tapada por una cortina o captar manchas de sangre invisibles. ¿Parece difícil?. Químicos de la Universidad de Carolina del Sur han informado de sus avances en el desarrollo de una cámara con la capacidad de ver lo invisible, y mucho más. Denominada imagen multimodal en el infrarrojo térmico, esta nueva tecnología podría encontrar usos en las investigaciones de escena del crimen y otras aplicaciones, según varios estudios publicados en la revista Analytical Chemistry de la Sociedad Americana de Química.

Michael Myrick, Stephen Morgan y sus colegas explicar que la prueba de luminol (método principal para la detección de manchas de sangre y otros fluidos corporales en la escena del crimen) tiene ciertas desventajas. El luminol, por ejemplo, es potencialmente tóxico, se ha advertido de que diluye las soluciones de sangre por debajo de los límites de detección de ADN, y pueden proporcionar resultados falsos positivos.

En sus estudios, los científicos describen el éxito en las pruebas de una cámara que toma imágenes de varias maneras diferentes. Captura cientos de imágenes en pocos segundos, mientras que ilumina sus objetivos con pulsos de ondas de luz infrarroja invisible. Algunas de estas fotos son tomadas a través de filtros especiales, que bloquean longitudes de onda, permitiendo que ciertos componentes químicos del entorno destaquen. La cámara detecta sangre diluida al nivel de una sola parte por cada 100 de agua. En las pruebas, la cámara fue capaz de captar manchas invisibles y patrones de fondo en cuatro tipos diferentes de tejido, y también distingue entre sangre, cloro, óxido, soda y café. La cámara también se logró detectar una marca de agua invisible que el equipo imprimió en un pedazo de tela.

"Estos resultados indican que este sistema podría ser útil para las investigaciones de escena del crimen al centrar la atención no destructiva en las zonas más probable para ser sometidas a análisis", indica el estudio.