Actualizado 18/11/2009 19:55 CET

Una nueva sonda estadounidense estudiará el campo magnético solar

sonda solar SDO
NASA

MADRID, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Agencia Estadounidense del Espacio y la Aeronáutica (NASA) estudiará el comportamiento del Sol y analizará sus campos magnéticos gracias a la sonda SDO que se instalará en el cohete Atlas V, que se lanzará en los próximos meses.

Según informa la NASA, este proyecto se enmarca en el programa 'Viviendo con una Estrella', con el que la agencia estadounidense pretende descubrir cómo se genera la actividad solar, qué causas influyen en la variabilidad de esta estrella y su impacto sobre la Tierra.

Además, se podrán resolver cuestiones como la intensidad de los ciclos solares, predecir las tormentas que se registran en el Sol o definir sus campos magnéticos. En este sentido, SDO examinará durante los próximos cinco años estos campos para definir cuáles son las regiones más activas, y determinará cómo los cambios de energía magnética del Sol se transforman en energía cinética.

En palabras de uno de los científicos del programa, Madhulika Guhathakurta, "el Sol es una estrella variable que fluctúa en escalas de tiempo que van desde una fracción de segundo a miles de millones de años". "SDO nos mostrará cómo son realmente estas variaciones", añadió.

Por ello, pondrá a disposición de los científicos imágenes de alta definición del Sol cada 10 segundos, durante las 24 horas del día, a través de un generador de imágenes heliosísmicas y magnéticas (HMI, por sus siglas en inglés), con el que se podrá trazar un mapa con las corrientes de plasma que generan los campos magnéticos, según especificó el director del proyecto, Liz Citrin. "Estos avances nos proporcionarán datos para entender y predecir el comportamiento de esta estrella", aseveró.

La NASA recuerda que la actividad solar se divide en ciclos que duran cerca de 11 años. A lo largo de cada ciclo, el número de manchas solares varía diariamente, así como de año en año. Entre 2001 y 2002 se produjo el mayor número de manchas solares registrado hasta la fecha, y los científicos prevén otro aumento similar entre 2013 y 2014.