Actualizado 25/06/2021 13:25

Nuevo material de blindaje ultraligero resiste impactos supersónicos

Los ingenieros del MIT, Caltech y ETH Zürich encuentran que los materiales “nanoarquitectos” diseñados a partir de estructuras a nanoescala con patrones precisos (en la imagen) pueden ser una ruta prometedora hacia blindajes ligeras
Los ingenieros del MIT, Caltech y ETH Zürich encuentran que los materiales “nanoarquitectos” diseñados a partir de estructuras a nanoescala con patrones precisos (en la imagen) pueden ser una ruta prometedora hacia blindajes ligeras - MIT

   MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Un material ultraligero de puntales de carbono a escala nanométrica, que le dan dureza y robustez mecánica, ha demostrado resistencia al impacto de micropartículas a velocidad supersónica.

   En las pruebas ralizadas con el material, que es más delgado que el ancho de un cabello humano, evitaba que los proyectiles en miniatura lo atravesaran.

   Los investigadores calculan que, en comparación con el acero, el kevlar, el aluminio y otros materiales resistentes a los impactos de peso comparable, el nuevo material es más eficiente para absorber los impactos.

   Ingenieros del MIT, Caltech y ETH Zürich han investigado las propiedades de los materiales "nanoarquitecturados" (materiales diseñados a partir de estructuras a nanoescala con patrones precisos) que pueden ser una ruta prometedora hacia armaduras ligeras, revestimientos protectores, escudos explosivos y otros materiales resistentes a impactos materiales.

   Si se produce a gran escala, el nuevo y otros materiales de nanoarquitectura podrían potencialmente diseñarse como alternativas más ligeras y resistentes al Kevlar y al acero.

   "El conocimiento de este trabajo podría proporcionar principios de diseño para materiales ultraligeros resistentes al impacto [para su uso en] materiales de blindaje eficientes, revestimientos protectores y escudos resistentes a explosiones deseables en aplicaciones espaciales y de defensa", dice en un comunicado la coautora Julia R. Greer, profesora de ciencia de materiales, mecánica e ingeniería médica en Caltech, cuyo laboratorio dirigió la fabricación del material.

   El estudio ha sido publicado en Nature Materials.